Como cada año, Semana Santa es la excusa perfecta para cortar con la rutina y descansar y, si es fuera de la ciudad, mucho mejor. Una de las alternativas cada vez más elegida para estas escapadas de pocos días es hacer turismo rural. Buena gastronomía, actividades de recreación y culturales son algunos de los circuitos que ofrecen las Copetonas, Tokom Topayiñ y la Ruta de la producción y de la naturaleza del Iberá.

Los técnicos del INTA acompañan estos grupos de Turismo Rural que enlazan la producción artesanal, el agregado de valor y la valorización de los recursos naturales y culturales para ofrecer servicios de hotelería, gastronomía y actividades recreativas. Hay 105 experiencias en manos de 700 familias desde Tierra del Fuego hasta La Quiaca.

A días de que comience Semana Santa, del 18 al 21 de abril, se destacan tres propuestas dentro de un abanico de opciones: Copetonas, Tokom Topayiñ y la Ruta de la producción y de la naturaleza del Iberá.

Ubicados en el pueblo rural Copetonas del partido de Tres Arroyos, Buenos Aires, un grupo de emprendedores, llamados Copetonas Turismo Rural, proponen un acercamiento a la naturaleza, las tradiciones y las costumbres populares en sus establecimientos agropecuarios.

Próximos al río Quequén Salado y a la Villa Balnearia Reta, los emprendedores invitan a los visitantes a una combinación tan única como singular que involucra al campo, el río y el mar.

Así, la experiencia ofrece cicloturismo y día de Campo, un circuito turístico vinculando la presencia de los daneses en Copetonas y otro de los Museos regionales. Además, brinda excursiones al rio Quequen Salado y a las playas agrestes de la zona.

Copetonas Turismo Rural propone un acercamiento a la naturaleza, las tradiciones y las costumbres populares en sus establecimientos agropecuarios.

Por su parte, el grupo Tokom Topayiñ está integrado por cinco familias residentes de la Comunidad Mapuche-Tehuelche de Nahuelpan en Esquel, Chubut, comparten la cultura y la historia local mapuche, el estilo de vida y sus actividades de producción rural.

Las familias comercializan variados productos como hierbas medicinales de la zona, dulces caseros, ñaco (comida mapuche), tranan chazi y trapi chazi (sales saborizadas mapuches) tortas fritas, roscas, bebidas, licores como guindado y productos artesanales.

Al circuito turístico se integran cuatro establecimientos ruales: “Ruka Sabor Mapuche” gastronomía ancestral, “Ruka Maykono” con producción de frutillas y dormís de adobe, “Ruka Epu-Peñi” con cabalgatas y “Ruka Antu-Huillen” con hierbas medicinales.

Por último, el Grupo Cambio Rural II, “Ruta de la Producción y de la Naturaleza del Iberá”, está conformado por familias emprendedoras organizadas en torno a la actividad turística como motor para el desarrollo de la región.

Ubicados a orillas de la Laguna Iberá, en la región central de Corrientes a 120 kilómetros de la ciudad de Mercedes, la experiencia ofrece gastronomía, alojamiento, actividades de esparcimiento como mountain bike, cabalgatas, producción, exposición y venta de artesanías.

Se trata de un destino turístico reconocido internacionalmente, afamado por la abundancia y fácil avistaje de aves y vida silvestre, por su patrimonio cultural y por sus costumbres.