0

10 de abril de 2011

Primera estación experimental del Chaco Semiárido


Esta obra del INTA se hará en Ingeniero Juárez, Formosa, y será financiada mediante el Programa de Fortalecimiento del Sistema de Innovación Agropecuaria por U$S 1.925.000. Hoy se festeja el 132º aniversario de la provincia.

Primera estación experimental del Chaco Semiárido

La provincia de Formosa tendrá una nueva estación experimental agropecuaria gracias a un acuerdo celebrado esta semana con el INTA en coincidencia con los festejos por el 132º aniversario de creación de esa provincia.

“Esta es una oportunidad histórica en la que el concepto de nación significa dar equidad territorial para que provincias como Formosa  puedan desarrollarse en función del trabajo y se conviertan en la entrada de la patria y no el último rincón”, destacó Luis Basterra, vicepresidente del INTA, organismo dependiente del Ministerio de Agricultura de la Nación.

El convenio de cooperación firmado por el INTA y la provincia de Formosa, incluye la cesión en comodato, por parte de la provincia, de mil hectáreas destinadas al campo experimental que se instalará en la localidad de Ingeniero Juárez, al Oeste de esa provincia.

La obra, que demandará un período de ejecución aproximado de 14 meses, será financiada mediante el Programa de Fortalecimiento del Sistema de Innovación Agropecuaria –INTA-BID–, por un valor de U$S1.925.000, de los cuales U$S 385.000 serán aportados por el INTA. Para esto, el INTA construirá los edificios y aportará el equipamiento necesario para oficinas técnicas, administrativas, laboratorios, dependencias de servicios y la infraestructura del campo experimental

Esta decisión, de acuerdo con Basterra, es estratégica para la provincia porque será la primera experimental del Chaco Semiárido que incluirá a Salta, Chaco, Santiago del Estero, Oeste de Formosa, el Chaco paraguayo y parte de Tucumán y Córdoba.

La provincia y el INTA de este modo trabajarán conjuntamente para  la generación de tecnologías apropiadas a la zona que puedan  dar respuestas a las demandas  y promuevan  el desarrollo sustentable en  la  región del  Chaco Semiárido Argentino.

Esta iniciativa coincide –señaló el vicepresidente del INTA – con un 2011 positivo para la región, debido al crecimiento y los precio del cultivo del algodón. Esta obra será muy bienvenida por los productores de esta región quienes ven en el organismo un aliado para crecer en sus emprendimientos.