14

8 de abril de 2011

Avena: llega Bonaerense INTA Maná


Alta producción de forrajes y llenado de granos, resistencia a enfermedades, buen comportamiento a frío y muy buen rebrote caracterizan al nuevo cultivar del INTA.

Avena: llega Bonaerense INTA Maná

La Chacra Integrada Barrow –Tres Arroyos, Buenos Aires– inscribió un nuevo cultivar de avena, caracterizado por tener alta producción de forraje, granos de buena calidad y resistencia a la roya de la hoja. Para Liliana Wehrhahne, especialista en mejoramiento genético de avena, quien obtuvo el nuevo cultivar: Bonaerense INTA Maná. Esta variedad posee una alta capacidad para macollar –rendimiento vegetativo–, buen comportamiento a frío y muy buen rebrote.

La avena es una de las principales fuentes de forraje verde durante el invierno en toda la región pampeana, tanto para la producción de carne como de leche. “La buena producción de materia seca junto al alto potencial de rendimiento de grano y sanidad la hacen apta para la confección de reservas forrajeras”, indicó la especialista.

Con grano de color castaño claro, de buen tamaño y peso hectolítrico y con alto porcentaje de pepitas, el nuevo cultivar se presenta como una alternativa interesante para la industria. Por otro lado, debido a su ciclo –de 87 días– Bonaerense INTA Maná es una de las más precoces del mercado, lo que la convierte en una alternativa interesante para aquellos productores que realizan siembras de segunda, incluso para los que “destinan el grano para semilla, industria o alimento para equinos”, expresó.

Según Wehrhahne, el nuevo cultivar posee una excelente producción de granos, superior en un 16% al promedio, en comparación con Bonaerense INTA Calén, Bonaerense INTA Canai, Bonaerense INTA Maja y Cristal INTA –cultivares ampliamente difundidos en la región productora–. “Mostró muy buen comportamiento aún en los años que han sido secos en el sudeste de Buenos Aires, logrando un buen llenado del grano”, destacó la técnica.

Bonaerense INTA Maná mostró buen comportamiento a la roya de la hoja (Puccinia coronata), aunque es susceptible a algunas razas. En el trabajo de campo, presentó bajos niveles de roya del tallo (Puccinia graminis), aunque frente a bacteriosis tuvo un comportamiento similar a Bonaerense INTA Calén.

Actualmente, en todo el país, hay una superficie sembrada de avena cercana a los dos millones de hectáreas, en su mayoría para uso forrajero. La provincia de Buenos Aires es la principal productora de grano, seguida por  La Pampa y Córdoba. En el área de influencia de la Chacra Experimental Integrada Barrow se produce gran parte de la semilla de avena para el resto del país.

El nuevo cultivar fue inscripto en el Registro Nacional de la Propiedad de Cultivares del INASE bajo el nombre de Bonaerense INTA Maná. Mediante la firma de un convenio con la empresa Buck Semillas S.A., próximamente estará disponible para su comercialización.