0

8 de noviembre de 2018

Por primera vez en Latinoamérica, Silicon Valley Forum llegó a Rosario


Granjas automatizadas, robótica y drones, Internet de las Cosas, Inteligencia Artificial, Big Data y agricultura celular son algunos de temas estratégicos para el complejo agroalimentario de las próximas décadas. La mirada del INTA en un encuentro inédito en el país.

Por primera vez en Latinoamérica, Silicon Valley Forum llegó a Rosario

Durante dos días, la ciudad de Rosario es el escenario del encuentro Silicon Valley Forum que, por primera vez, llega a Latinoamérica para presentar “AgTech: Semillas para nuestro futuro”, un programa dedicado a analizar las tecnologías disruptivas que cobran fuerza en los complejos agroalimentarios del mundo, como granjas automatizadas, robótica y drones, Internet de las Cosas, Inteligencia Artificial, Big Data y agricultura celular. La mirada del INTA en un encuentro inédito en el país.

Con la participación de expertos internacionales y un público de 1.800 asistentes, las Jornadas de Inmersión en AgTech se realizan el 5 y 6 de noviembre en los galpones 15 y 17 del Parque Nacional a la Bandera. Fueron organizadas por la Fundación CEDEF junto con la Municipalidad de Rosario, el gobierno provincial, el Consejo Federal de Inversiones y la Revista Chacra.

La apertura estuvo encabezada por Miguel Lifschitz, gobernador de la provincia de Santa Fe; Mariana Stegagnini, presidenta de la Fundación Centro de Estudios para el Desarrollo Federal (CEDEF) –principal impulsora de la idea del encuentro–; Denyse Cardozo, presidenta y CEO de Silicon Valley Forum; Mónica Fein, intendente de Rosario; autoridades nacionales, provinciales y municipales, y representantes de instituciones técnicas y empresarias del sector.

En las palabras de bienvenida, Lifschitz celebró el trabajo en conjunto que permitió la realización del encuentro y agregó: “El mundo del agro nos da una gran oportunidad, esta vez vinculada con las nuevas tecnologías que se desarrollan aceleradamente en todas partes del mundo y tienen enormes posibilidades de crecimiento también en nuestro país”.

Además, aseguró que “existe una nueva generación de profesionales y de productores que miran la tecnología como parte de lo cotidiano y la van incorporando de manera acelerada”. En este contexto, “la responsabilidad de las políticas públicas es, justamente, incentivar estos espacios, promover el desarrollo tecnológico, apoyar los vínculos entre distintos sectores y financiar a las nuevas empresas de tecnología”, amplió.

Por su parte, Fein expresó: “Deseo que este evento nos permita ampliar la proyección para seguir trabajando con nuestros productores y fortalecer producciones de calidad; nuestra ciudad tiene todo para vincular al sector público con el sector privado y a la tecnología, en virtud de una opción profundamente humana y social en coordinación con el desarrollo productivo de la región”.

En tanto, Stegagnini se refirió a la organización de las jornadas y destacó: “Cada orador, cada charla, cada moderador técnico de los paneles, todo se ha pensado, elaborado y reelaborado hasta llegar a este programa que hoy compartimos con enorme orgullo, con el objetivo de acercar el productor a la tecnología”.

Además del conocimiento técnico, este encuentro permite socializar una “cosmovisión de los sistemas alimentarios que demandan los consumidores en el mundo y reclama el ambiente; trae la cultura de innovación inspiradora de Silicon Valley, la inspiración y la exigencia que se genera ante las prácticas que se diferencian de nuestra forma de hacer las cosas y también una puesta en valor del ecosistema propio que tienen Argentina y la región”, valoró Stegagnini.

“Sumergirse en las AgTech es una frase que busca que se empiece a incorporar no sólo la generación de tecnologías disruptivas, en este caso para el sector agropecuario, sino también el desarrollo de un sistema de innovación y de financiamiento para este tipo de proyectos”, apuntó Carlos Vidal, secretario de la Fundación CEDEF.

Para Vidal, “el sumergirse –utilizado como lema del encuentro– es un concepto global de sinergia positiva que llevaría a lograr una cadena de beneficios para todos los participantes, desde productores, empresarios y emprendedores hasta los propios consumidores”.

En esta línea, destacó la acción de las universidades y de las instituciones de Ciencia y Técnica en la consolidación de una cosmovisión innovadora. “El desafío es sumamente importante para el sistema de universidades y de Ciencia y Técnica y requiere fortalecer el trabajo conjunto que ya se realiza en el país, así como la creación de líneas de financiamiento innovadoras para apoyar el surgimiento de nuevas empresas”, sostuvo Vidal.

Gabriel Delgado, economista del INTA, aseguró que “la Argentina está en una situación de poder aprovechar esas tecnologías y también de generarlas”.

La mirada del INTA

Gabriel Delgado, economista del INTA, disertó en el panel “Revolución 4.0 en el agro, tendencias y desafíos” –el primero luego de la apertura– y aseguró que “la Argentina está en una situación de poder aprovechar esas tecnologías y también de generarlas”. “En los emprendimientos del mundo, siempre es posible encontrar un argentino y esa presencia debería manifestarse en el país”, indicó.

Delgado señaló la necesidad de repensar el complejo agroalimentario, tanto desde la mirada de los productores como desde la concepción de las instituciones del Estado. El objetivo: promover el desarrollo de emprendimientos de mayor valor agregado y de nichos especializados que generen recursos económicos y desarrollo para el país.

“En pocos años, estaremos frente a cambios tecnológicos muy profundos, principalmente asociados con la automatización de la maquinaria agrícola y la aplicación de tecnologías de inteligencia artificial”. De igual modo, apuntó que se espera la continuidad de “los sistemas extensivos de producción, pero en convivencia con esquemas de menor carga de agroquímicos y de agricultura orgánica”.

“Respecto de la agricultura celular y de otras estrategias más complejas de producción, los horizontes están más lejos en el tiempo, porque hay una regulatoria y cuestiones culturales que impactan, pero también son tecnologías que introducirán desafíos y cambios de paradigma en la búsqueda de fuentes alternativas de proteína”, explicó.

Asimismo, remarcó que “el nuevo contexto tecnológico mundial obliga a los institutos públicos de investigación de toda la región a repensarse desde un ángulo más relacionado con el lugar que hoy tiene la Ciencia y Técnica en las cadenas de valor”.

 

Crédito de la foto:  Gustavo Abbate para Silicon Valley Argentina