0

29 de agosto de 2018

“Data mining” para medir la huella de carbono de la carne vacuna


Investigadores del INTA Anguil –La Pampa– trabajan en la estimación de emisiones de gases de efecto invernadero de la cadena de carne bovina. Avances de este estudio, que permitirá conocer el desempeño ambiental de la ganadería provincial, serán presentados en el 10.° Congreso Argentino de Agroinformática.

“Data mining” para medir la huella de carbono de la carne vacuna

Un informe de la FAO señala que las emisiones asociadas con las cadenas ganaderas representan el 14,5 % de todas las emisiones de origen humano y, entre las principales fuentes, se encuentran los gases producidos durante la digestión de los rumiantes y la descomposición del estiércol. Conocer con precisión cuántos gases de efecto invernadero (GEI) emiten los rodeos de la provincia durante todo el ciclo productivo es fundamental para evaluar la eficiencia de los sistemas y disminuir los impactos negativos en el ambiente.

Por esto, un equipo de investigadores del INTA Anguil –La Pampa– busca medir la huella de carbono que dejan los vacunos, es decir, analizar las emisiones de gases de efecto invernadero de la cadena de carne bovina pampeana.

En líneas generales, el Inventario Nacional de Gases estima que la ganadería tiene un porcentaje de emisión de GEI que ronda el 21 %. El disparador que impulsó a Yanina Bellini y a Anabella Lozza, ambas especialistas del INTA Anguil, es que la mayoría de los estudios están basados en estimaciones que no tienen en cuenta los localismos de las producciones.

“Nos propusimos hacer el primer cálculo preciso de la huella de carbono de los sistemas productivos ganaderos de la provincia”, expresó Bellini –especialista en Agroinformática– y agregó: “Para eso, necesitábamos incorporar herramientas que puedan procesar una gran cantidad de datos y convertirlos en información, como el data mining o minería de datos”.

En la primera fase, se enfocaron en la región productiva del Caldenal, con mayor presencia de ganado vacuno; y en la zona de influencia del Río Colorado, donde predominan los rodeos caprinos.

La huella de carbono busca calcular el impacto que tiene una actividad sobre el ambiente. Se trata de un indicador ambiental que expresa la cantidad de gases de efecto invernadero (GEI) que se emiten a la atmósfera.

“En este caso, queremos precisar la huella de carbono de la cadena de carne bovina pampeana”, manifestó Lozza –referente en estudios sobre huella de carbono del INTA– y agregó: “Para el sector agropecuario es cada vez más importante cuantificar las emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera”.

“Para el estudio, utilizamos la técnica de clustering –algoritmo que agrupa casos de estudio según una serie de criterios–, aplicado sobre el Registro Provincial Agropecuario –declaración jurada de los productores sobre sus actividades–”, explicó Bellini quien aseguró que el cruce de todos los datos les permitió tener un mapa detallado sobre la actividad en la región.

En la primera fase de la investigación, las especialistas del INTA se enfocaron en dos regiones productivas de La Pampa: el Caldenal, con mayor presencia de ganado vacuno; y la zona de influencia del Río Colorado, donde, además de los vacunos, predominan los rodeos caprinos.

“La mayor parte de las emisiones de metano generadas por los bovinos provienen de la fermentación entérica”, indicó Lozza quien aseguró que la calidad nutritiva del forraje que come el animal es determinante en la cantidad de gases que emite: alimento de menor calidad fomenta una mayor emisión de metano.

De acuerdo con Bellini, los primeros resultados del relevamiento nos muestran que más del 50 % de las emisiones en las regiones analizadas corresponde a los bovinos. “Esta información es de suma importancia para evaluar la eficiencia de los sistemas productivos y diseñar dietas que permitan disminuir los impactos negativos en el ambiente, por ejemplo”, puntualizó. 

De acuerdo con Bellini, los primeros resultados del relevamiento nos muestran que más del 50 % de las emisiones en las regiones analizadas corresponde a los bovinos.

Convertir datos en conocimiento

Big data, data mining e internet de las cosas son las herramientas y tecnologías que ayudarán –en un futuro cercano– a encontrar soluciones a problemas cotidianos a partir del análisis de grandes flujos de datos e información.

En este sentido, el 10.° Congreso Argentino de Agroinformática es un espacio académico-empresarial dedicado al desarrollo y uso de AgTech o AgroTICs en la Argentina y se realiza en el marco de las 47.° Jornadas Argentinas de Informática e Investigación Operativa (JAIIO).

Organizado por la Sociedad Argentina de Informática e Investigación Operativa (SADIO), la décima edición del Congreso Argentino de Agroinformática se realizará el 5 y 6 de septiembre en la Universidad de Palermo, Ciudad de Buenos Aires.

“Lo destacado para esta edición es que será una oportunidad para reunir a la comunidad científica y académica con emprendedores y empresarios dedicados a la AgTech en nuestro país”, adelantó Bellini quien destacó la oportunidad de generar y profundizar lazos entre referentes de la comunidad, emprendedores y empresas.

Con la premisa de compartir y enriquecer el estudio, Lozza y Bellini presentarán este trabajo de emisiones de gases de efecto invernadero en el 10° Congreso Argentino de Agroinformática. “Queremos poner a discusión de nuestros pares y empresarios que participen del congreso los avances de nuestro trabajo, para intercambiar experiencias”, indicó Bellini.