1

21 de enero de 2011

Sin lluvias y con calor hasta la próxima semana


El Instituto de Clima y Agua del INTA analizó las precipitaciones registradas durante los últimos días y anticipó el pronóstico hasta el próximo miércoles.

Sin lluvias y con calor hasta la próxima semana

Sin lluvias y con calor hasta la próxima semanaCon un procesamiento preliminar y experimental, desde la perspectiva de los datos provistos por la constelación de satélites SSM/I y TRMM de NASA y la agencia espacial del Japón, la figura del país muestra los acumulados de lluvia tan esperados de los últimos días –registrados desde las 0 horas del sábado 15 hasta las 03 horas del jueves 20–. Así lo indicó un informe del Instituto de Clima y Agua del INTA Castelar –Buenos Aires–. Para su director, Pablo Mercuri, estas precipitaciones “benefician a los cultivos de cosecha gruesa, en especial de la zona núcleo”.

“Sin lluvias y con calor hasta el comienzo de la próxima semana”, expresó Roberto De Ruyver, coordinador de Agrometeorología de ese grupo de trabajo, quien adelantó el pronóstico para los próximos días en la región Pampeana.

“Tras el pasaje del frente frío ocurrido el miércoles 19, durante los próximos días, incluido el fin de semana, se observarán condiciones de tiempo mayormente soleado con paulatino ascenso de temperatura y ambiente caluroso el sábado y domingo”, precisó De Ruyver.

Lluvias acumuladas en la región pampeana desde el 15 hasta el 20 de enero.

Además, el especialista adelantó que hacia la tarde o noche del domingo podría darse un tiempo inestable en el norte de la zona núcleo. “Las condiciones de inestabilidad permanecerán vigentes en casi toda la región pampeana, al menos, hasta el miércoles 26”, dijo y agregó: “Esto podría conducir a la ocurrencia de algunos chaparrones y tormentas con lluvias que podrían ser fuertes en algunas zonas puntuales”.

Desde el mismo instituto, en una interfase que combina datos satelitales y de la red de radares, el físico Tomas Hartmann generó una animación del pasaje del frente frío durante el sábado 15 y el domingo 16, que produjo las principales lluvias de la semana.

“Durante esta campaña se visualiza una gran dificultad para la generación de mapas mediante datos de las redes de estaciones oficiales, aún de distribución escasa, y con el objetivo de reflejar correctamente la ocurrencia espacial y temporal de los eventos de precipitación, dadas las condiciones de alta variabilidad y disparidad en los registros en cortas distancias, como los que se están observando”, expresó Mercuri.

El pronóstico día por día

Viernes 21: De algo a parcialmente nublado. Leve ascenso de temperatura. Vientos débiles a moderados del noreste.

Sábado 22: Cielo algo nublado. Cálido. Ascenso de temperatura. Vientos débiles del sector norte.

Domingo 23: Parcialmente nublado. Caluroso. Inestable hacia la noche sobre Córdoba (norte), Santa Fe (centro) y Entre Ríos (norte). Ascenso de temperatura. Vientos débiles del sector norte.

Lunes 24: Parcialmente nublado. Cálido. Poco cambio de temperatura. Inestable con probabilidad de chaparrones aislados sobre Córdoba (norte), Santa Fe (centro) y Entre Ríos (norte).

De Ruyver señaló, con respecto a la tendencia, que para el martes 25 y el miércoles 26 podrían ocurrir precipitaciones en gran parte de la región; en ese caso, las lluvias serían entre débiles y moderadas en general y habría algunas zonas con precipitación localmente fuerte. “Habrá poco cambio de temperatura y vientos débiles del sector norte”, afirmó el técnico.

Nuevas herramientas de precisión para el seguimiento de lluvias

Por más de dos mil años el hombre intentó medir y estimar la precipitación que necesitan los cultivos. Alrededor del año 350 antes de Cristo, el autor hindú Kautilya describió un recipiente para determinar la producción a ser obtenida, mediante la medición acumulada de las lluvias que durante el año caían en su predio.

Muchos años después, ante la necesidad de conocer la respuesta a las variables climáticas cada vez con más detalle y frecuencia, el INTA renovó el objetivo estratégico de densificar y modernizar las redes terrestres de instrumental para la captura de datos. En ese contexto también integró, mediante múltiples líneas de investigación, datos de diferentes redes de sensores e instrumental.

El Instituto de Clima y Agua trabaja en la validación de nuevos datos y herramientas para el seguimiento de los eventos de precipitación, combinando e integrando redes de sensores, sea estaciones convencionales y automáticas (monitoreo terrestre), radares (monitoreo de baja atmósfera desde antenas) y satelitales (monitoreo de eventos atmosférico mediante imágenes y radares desde el espacio). Así, puede evaluarse el impacto de manera más detallada sobre las diferentes áreas y producciones. Por caso, el TRMM es, básicamente, un radar montado en un satélite que genera imágenes de lluvias desde el espacio.