2

28 de noviembre de 2017

La Plata: de la mano del INTA, la inclusión echa raíces


Autoridades del organismo firmaron hoy un convenio de cooperación con el programa Cuidadores de la Casa Común para capacitar a más de 1.000 jóvenes que se encuentran en situación de extrema vulnerabilidad en materia de forestación y actividades agropecuarias con el fin de generar oportunidades laborales.

La Plata: de la mano del INTA, la inclusión echa raíces

Inspirados en la Carta Encíclica “Laudato Si” del Papa Francisco, el proyecto Cuidadores de la casa Común genera oportunidades de trabajo digno a jóvenes en situación de extrema vulnerabilidad. Para complementar el programa, su coordinador, Monseñor Jorge Lugones firmó un convenio de cooperación con el INTA para realizar capacitaciones en forestación y actividades agropecuarias.

“Si logramos que muchos de estos chicos tengan un proyecto de vida distinto es la plata mejor invertida del Presupuesto Nacional”, aseguró Héctor Espina –director nacional del INTA– quien, además, subrayó: “Es una satisfacción muy grande ser parte de este programa”.

En este sentido, destacó el trabajo que realizan y indicó que este convenio “es una buena oportunidad para tomar contacto con este emprendimiento maravilloso que lleva adelante la Casa Común”. Una obra que integra a más de 1.000 chicos con problemas, sociales serios, enfocándolos para que se generen proyectos de vida.

Asimismo, consideró “un honor” ayudar al proyecto con capacitaciones en materia de forestación e iniciar una etapa de múltiples proyectos y trabajos como viveros y huertas que se llevarán adelante junto con el Ministerio de Desarrollo Social.

A su vez, se refirió al Monseñor Jorge Lugones, quien además de encabezar este proyecto preside la Pastoral Social de la Iglesia dentro de la Conferencia Episcopal, como “una de las voces más autorizadas y respetadas en la sociedad, históricamente, para hablar de pobreza y de generación de proyectos”, al tiempo que puntualizó: “Compartir esto con él y con lo que él representa es muy grato”.

Se trata de una obra que integra a más de 1.000 chicos con problemas, sociales serios, enfocándolos para que se generen proyectos de vida.

Un convenio, cientos de oportunidades

El proyecto Cuidadores de la casa Común trabaja a fin de desarrollar tareas de concientización, cuidado y defensa de la Casa Común, tales como el trabajo con la tierra como la forestación, las huertas agroecológicas y cultivo de flores; el reciclado de plásticos, pilas, aparatos eléctricos y electrónicos, pilas; generación de energías limpias, alimentación saludable, entre otros ejes.

Estas oportunidades se generan de la mano del compromiso de todos los sectores de la vida social, política, cultural y económica de los territorios de implementación del proyecto como ser gobiernos, instituciones del Estado, empresarios, Iglesia, organizaciones sociales, universidades, entre otros.

Para esto, existen espacios de diálogo en los que, por un lado, se da a conocer el contenido de la Carta Encíclica “Laudato Si” y se genera un compromiso concreto para el desarrollo y sostenimiento del proyecto “Cuidadores de la casa Común”.

El proyecto se implementa en las localidades bonaerenses de Lomas de Zamora, Almirante Brown, La Plata, Quilmes, Avellaneda, San Pedro, Tapalqué, Mar del Plata, y en las ciudades de Clorinda –Formosa–, Viedma, Bariloche y General Roca –Río Negro–, Resistencia y Fontana –Chaco–, San Luis, Entre Ríos, Santa Fe y Jujuy.