0

26 de octubre de 2017

Con el clima estimado, las zonas vulnerables podrían recuperarse


Así lo aseguran en el Centro de Investigación de Recursos Naturales del INTA. Las previsiones para las próximas semanas indican precipitaciones entre normales a levemente deficitarias hacia el este del país con un aumento de las temperaturas.

Con el clima estimado, las zonas vulnerables podrían recuperarse

Luego de meses de convivir con los excesos hídricos, la variabilidad climática parece querer dar una tregua. Así lo entienden los especialistas del Centro de Investigación de Recursos Naturales (CIRN) del INTA Castelar, avalados por los modelos internacionales.

De acuerdo con Pablo Mercuri –director del CIRN del INTA Castelar–, “para las próximas semanas, la previsión indica lluvias normales para la época y, en algunas zonas del este del país que estuvieron afectadas por excesos, entre normales a levemente deficitarias”.

“A esto, –agregó el especialista– hay que sumarle el aumento de las temperaturas que redunda en una mayor evaporación y evapotranspiración de los cultivos ya sembrados o pasturas en desarrollo o floración primaveral, lo que será de gran ayuda para continuar la recuperación de las zonas afectadas y vulnerables a excesos”.

A su vez, se estima que, dada las reservas de agua en profundidad y la dinámica de napas cercanas a superficie, no generaría restricciones en los cultivos de gruesa durante la evolución de la primavera en lomas y planos altos.

En referencia a los forzantes oceánicos, Mercuri explicó que “las temperaturas del Océano Pacífico se encuentran en valores neutros, lo que indica que podría evolucionar entre levemente frío y cercano a la neutralidad”.

Por su parte, Natalia Gattinoni especialista del Instituto de Clima y Agua del INTA Castelar agregó que “la evolución del fenómeno dependerá de cómo los patrones atmosféricos respondan a las condiciones actuales del Océano, para lo cual es necesario continuar monitoreando este forzante, así como también, analizar el seguimiento de otros forzantes atmosféricos”.

A modo de reflexión, el especialista deliberó que, libre de toda coyuntura, existe una mayor demanda de información técnica de la mano de decisores políticos e institucionales a fin de deliberar políticas públicas y ya no tanto de los productores que cuentan con una vasta cantidad de datos públicos y privados.

En este sentido, se mostró esperanzado en que este fenómeno “simbolice un cambio de cultura para mirar a más largo plazo a fin de dar soluciones” y lo consideró “muy promisorio para el desarrollo”.

Según los especialistas, existe una mayor demanda de información técnica de la mano de decisores políticos e institucionales a fin de deliberar políticas públicas.

Lo que se viene 

De acuerdo con el informe del Instituto de Clima y Agua del INTA Castelar, “se registran anomalías negativas leves de las temperaturas de la superficie del mar en el Océano Pacífico Ecuatorial (región Niño 3.4) que evidencian condiciones de la fase Neutral en curso que continuarían durante la primavera austral”.

Asimismo, en cuanto al pronóstico a corto plazo, se estima, para el jueves 26, que un frente frío se desplace sobre el centro del país y se extienda hacia el norte del territorio durante el viernes 27. Esto generará lluvias y tormentas de variada intensidad.

Hacia sábado 28 mejorarían las condiciones de tiempo sobre la mayor parte del centro este y norte argentino, mientras que, para el domingo 29, se espera un nuevo ingreso de aire frío con posibles lluvias y tormentas y posterior descenso de las temperaturas.

En la Patagonia, para el jueves 26, hay posibles lluvias dispersas sobre el centro patagónico con vientos del sector noreste. El viernes 27 habrá nubosidad en aumento con vientos del sector noroeste y hacia el sábado 28 posibles lluvias con algunas nevadas dispersas y vientos intensos del oeste sobre el Santa Cruz y Tierra del Fuego.

Hacia el domingo 29, estas condiciones del tiempo se extenderían hacia el centro y norte de la región con marcado descenso de las temperaturas.