0

24 de agosto de 2017

Fericerdo: más de 14.000 visitantes se convocaron en la meca del sector


¿Cómo ser sostenibles en tiempos de cambios para la producción porcina? En el INTA Marcos Juárez –Córdoba–, la 12° edición de la exposición planteó la necesidad de ser eficientes en los costos y, con ese fin, trabajar en modelos asociativos.

Fericerdo: más de 14.000 visitantes se convocaron en la meca del sector

En la próxima década, el consumo interno de cerdo llegaría a 25 kilos por persona, al tiempo que se prevé el incremento del mercado externo. Con un récord en la faena de casi cinco millones y medio de cabezas –en respuesta a la expansión de la demanda– y expectativas en momentos de cambios para el sector, la 12° edición de Fericerdo convocó a más de 14.000 visitantes en el INTA Marcos Juárez, Córdoba.

El encuentro, en cada edición, es el escenario para un análisis profundo de la producción, que por estos días observa con expectativa el negocio, como consecuencia de la apertura al ingreso de carne porcina procedente desde Estados Unidos. Entre las principales premisas, los especialistas plantearon la necesidad de avanzar en la eficiencia de costos y en el asociativismo, como camino para alcanzar ese objetivo.

Amadeo Nicora, presidente del INTA, advirtió sobre el rol de la actividad para el arraigo local y el desarrollo territorial: “La producción animal en su conjunto y el cerdo en particular está siendo en nuestro país, cada día más, el actor fundamental de la ruralidad”. En ese sentido, señaló que “no hay otra actividad que en el país genere mayor presencia del hombre en el sector rural”.

Según señaló, para quienes tienen responsabilidades territoriales el objetivo es lograr actividades que afinquen al hombre y le den la rentabilidad necesaria para que se quede y se desarrolle en el lugar donde nació. “En general, lo que está pasando a lo largo y lo ancho del país es que donde hay una producción animal hay ruralidad, hay gente viviendo en el campo”, precisó.

En ese sentido, Jorge Brunori, especialista del INTA Marcos Juárez, expresó que la porcina “es una carne estratégica y federal, que va a permitir el desarrollo, el arraigo rural y el valor agregado”. Además, resaltó que “si Argentina quiere ser el supermercado del mundo, el cerdo tiene que estar en la góndola” porque, al complementar a la carne bovina, el país dispondría de esta última para exportar.

Fericerdo ofrece una agenda de más de 20 charlas técnicas y 138 empresas expositoras relacionadas con el sector, con la amplia participación de productores de todo el país.

En relación con la apertura para el ingreso de carne porcina, expresó que “las importaciones en este sector siempre son preocupantes”. En ese sentido, señaló que, en virtud de que “son medidas políticas”, el INTA debe “debatir con todos los sectores y buscarle la vuelta” para ayudar a adecuarse a esa nueva situación.

“Por supuesto que no están en el mismo contexto que teníamos en la década del 90, donde llegamos en algún momento a tener el 50 % de la producción nacional importada”, explicó Brunori. “El estrato que siempre se ve más perjudicado cuando se toman medidas de este tipo es el de la pequeña y mediana escala” porque “su eficiencia no es la adecuada y cuando entra carne importada, que en alguna medida reemplaza a la carne nacional, el productor pequeño y mediano es el más vulnerable”, manifestó.

“Por lo tanto, una de las cosas que nos preocupa es tratar de brindarle herramientas al pequeño y mediano productor de eficiencia, de asociativismo, para que pueda inclusive amortiguar este tipo de golpe”, aseguró. “El pequeño y mediano productor, que es más del 90 % de esta actividad, es al que tenemos que apuntalar para que no sufra y, fundamentalmente, para que no tenga que abandonar esta actividad”, agregó.

De acuerdo con el especialista, “eficiencia, gestión y escala” son las herramientas que “van a permitir sostener la actividad” y promover “el equilibrio entre grandes empresas y pequeños y medianos productores asociados”. En esa línea, propuso: “Esto, para mí, es mucho más importante que cualquier medida política; esto es lo que nosotros tenemos que hacer para amortiguar los cambios”.

El encuentro, en cada edición, es el escenario para un análisis profundo de la producción.

La cita de la cadena porcina

Con la eficiencia y el asociativismo como puntos claves para la sustentabilidad de la actividad porcina de pequeña y mediana escala, “Son elementos que sin ninguna duda nos llevan a cumplir con el objetivo de constituirnos en estos dos días en el encuentro de la cadena porcina”, aseguró Brunori.

Gestión, sanidad, buenas prácticas, experiencias, intercambio tecnológico y espacio de encuentro de toda la cadena porcina es parte de la propuesta en esta edición de la tradicional exposición del INTA Marcos Juárez.