0

27 de junio de 2017

Flores: tecnología para producir a gran escala


Para que lleguen al mercado las variedades ornamentales desarrolladas y obtenidas por el Instituto de Floricultura –como mecardonia, calibrachoa y glandularias–, el INTA firmó un convenio con Geoplant, empresa productora de plantines.

Flores: tecnología para producir a gran escala

Alegría del hogar, petunia, pensamiento y la mayoría de las plantas de jardín se producen a partir de semillas, en tanto otras se propagan por esquejes –gajos–, un proceso más complejo que suele representar una limitante para su multiplicación. Este es el caso de muchas variedades ornamentales desarrolladas y obtenidas por el Instituto de Floricultura –como mecardonia, calibrachoa y glandularia– por lo cual el INTA firmó un convenio con la empresa Geoplant para producirlas a gran escala y que lleguen al mercado.

Por este acuerdo alcanzado gracias a un proyecto start up –del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva– el organismo asesorará a Geoplant en el manejo de las plantas madres y el enraizado de esquejes, para luego, con otro convenio, hacer la producción a escala para su comercialización.

Esa segunda etapa permitirá poner en marcha un plan piloto de producción de esquejes a gran escala, lo que implica desarrollar tecnologías de conservación, calidad y sanidad de las variedades registradas por el INTA, para su transferencia al sector privado.

Daniel Morisigue, director del Instituto de Floricultura, afirmó que “este convenio es un gran avance en la transferencia y difusión de las variedades a partir de especies nativas, que viene desarrollando el instituto”. En esa línea destacó: “Lo trascendental es la transferencia a una empresa referente en la producción de plantines a partir de semillas y esquejes y que han aceptado el desafío de producir los esquejes de nuestras variedades para el mercado nacional”.

El especialista explicó que mediante este convenio se transfieren no sólo las variedades, sino también el conocimiento y la experiencia de los profesionales del instituto, ya que contempla un asesoramiento y acompañamiento para la provisión y manejo de las plantas madres y la producción de esquejes enraizados.

Mediante este convenio se transfieren no sólo las variedades, sino también el conocimiento y la experiencia de los profesionales del instituto.

Así, Geoplant aportará sus instalaciones y el INTA brindará el material para reproducir plantas madres y el asesoramiento técnico y capacitación del personal a cargo del manejo de las variedades.

Pablo Mercuri, director del Centro de Investigación de Recursos Naturales (CIRN), planteó: “El convenio entre Geoplant y el  INTA es un claro resultado del esfuerzo para transferir tecnología desarrollada por nuestros institutos de investigación, fomentar el desarrollo impulsando y apoyando las cadenas productivas”.

En este sentido, Mercuri aseguró: “Nuevamente el Instituto de Floricultura logra una vinculación público-privada de referencia para otros procesos que involucren material vegetal”.

Nicolás Paulini, uno de los socios de empresa, consideró muy importante el trabajo de mejoramiento de especies nativas que realiza el Instituto de Floricultura “para lograr un producto comercialmente bueno que se adapta perfectamente a las condiciones climáticas del territorio y que puede funcionar en otros países”.

“Creemos que las nuevas variedades van a tener buena aceptación en el público y, si esto es así, ampliaría la oferta de productos para nuestros clientes y, por otro lado, nos acercaría nuevos”, expresó Paulini.

También manifestó el interés en estar en permanente contacto con el organismo para tener su asesoramiento ante eventuales problemas que puedan surgir en la producción, ya sea por enfermedades o por manejo del cultivo. “Es una satisfacción poder trabajar junto al INTA, creemos que de esta manera aportamos nuestro grano de arena al sector y también a la investigación y desarrollo de nuevas variedades de plantas para introducir en el mercado”, indicó Paulini.

Para Paulini es muy importante el trabajo de mejoramiento de especies nativas que realiza el Instituto para lograr un producto que se adapta a las condiciones climáticas del territorio.

 


Entrevista a Daniel Morisigue, director del Instituto de Floricultura del INTA