15 de noviembre de 2010

China llegó al INTA Castelar

En el marco de una visita internacional, funcionarios agrícolas de la República Popular China visitaron las instalaciones del INTA.

La República Popular China, por primera vez, envió una comisión de funcionarios agrícolas para poner en marcha un Comité Mixto de Cooperación, encabezado por su ministro de Agricultura –Han Chanfu– y su par nacional –Julián Domínguez–.

Ambas autoridades conducen el fortalecimiento del comercio bilateral agroindustrial entre los dos países, además de los intercambios científico-tecnológicos y otros aspectos relacionados con la cooperación. En este marco, la delegación visitó las instalaciones del INTA Castelar –Buenos Aires–, donde fue recibida por Juan Carlos Salerno, director del Instituto de Genética y, de forma interina, del Centro de Investigaciones en Ciencias Veterinarias y Agronómicas.

Salerno destacó el interés que mostraron los funcionarios chinos “por los logros, las líneas de investigación y transferencia de tecnología del INTA y la avidez por conocer aquellas temáticas involucradas con las cadenas de cereales, forestales, forrajes, oleaginosas, bioseguridad, frutihortícoloas y de cultivos industriales como el algodón para impulsar la cooperación bilateral que se está buscando”.

Durante la recepción también estuvieron presentes la directora y la vice de Relaciones Institucionales del INTA –Ana Cipolla y Cristina Arakaki– y la directora del Centro de Investigaciones en Agroindustri (CIA) –María Victoria Reyes–, entre otras autoridades y técnicos de la institución.

“Esta visita es una gran oportunidad para conocer de cerca al INTA”, expresó Huajun Tang, vicepresidente de la Academia de Ciencias Agrícolas de China (CAS), quien explicó que el objetivo de su misión es “impulsar el intercambio y la cooperación entre los dos países en el campo de la ciencia y tecnología agrícola, para fomentar el desarrollo de la agricultura y la vida rural”.

Así como ambas naciones son muy buenos socios, “del mismo modo la CAS mantiene una muy buena relación con el INTA”, dijo Tang. De hecho, a principios de este año las dos instituciones renovaron su vínculo y, ahora, buscan fortalecer su colaboración en distintas áreas.

En este sentido se inscribe el interés mutuo por fortalecer la cooperación agrícola bilateral desde el intercambio de recursos genéticos, la ejecución conjunta de investigaciones sobre biotecnologías agrícolas y tecnologías nucleares de modificación genética con propiedad intelectual, la cooperación científica y veterinaria; asimismo, se propone fortalecer la extensión y transferencia de tecnologías para mejorar el nivel de los productores y promover el desarrollo. También ambos actores acordaron conducir trabajos de investigación sobre genética animal –en particular para introducir genética bovina argentina en China, para carnes y lácteos– y compartir experiencias en el uso de la siembra directa.

“Desde 2004, cuando se realizaron los viajes presidenciales de Hu Jintao y Kirchner y se creó la oficina agrícola en Pekín, se generó un movimiento en las relaciones y se han firmado varios acuerdos”, expresó Omar Odarda, agregado agrícola de la embajada argentina en China, en representación del ministerio de Agricultura de la Nación.

De acuerdo con Odarda, ahora se avanza hacia “una etapa de elaboración de proyectos con financiamiento conjunto” y espera que las máximas autoridades “den un impulso político para promover el cambio que está dándose” ya que, como indicó, “el INTA ha sido un pilar de la cooperación con China”.

También puede interesarte

11 de noviembre de 2019

INCUNTA: un laboratorio de punta

11 de noviembre de 2019

Cartografía con valor agregado