0

14 de junio de 2010

Reconocimiento internacional para el laboratorio del INTA Bariloche


Se trata de Fibras Textiles. Esta distinción lo posiciona entre los mejores del mundo y ubica al INTA como referente en el sector de la producción lanera mundial.

Reconocimiento internacional para el laboratorio del INTA Bariloche

Se trata de Fibras Textiles. Esta distinción lo posiciona entre los mejores del mundo y ubica al INTA como referente en el sector de la producción lanera mundial.

La International Wool Textile Organization (IWTO) renovó el licenciamiento que le otorgó por primera vez en 2006 al Laboratorio de Fibras Textiles del INTA Bariloche. Dicho reconocimiento lo mantiene dentro de un selecto grupo del que sólo forman parte 18 laboratorios del mundo de Australia, Francia, Nueva Zelanda, Sudáfrica, España, Inglaterra, Uruguay y la Argentina.

A partir de la distinción, esta área del INTA Bariloche quedó autorizada para emitir certificados de calidad, aceptados mundialmente para transacciones de lana.

El ingeniero zootecnista Diego Sacchero, quien dirige el laboratorio desde 2001, subrayó que “este logro ubica al INTA como referente en el sector de la producción lanera mundial”.

Asimismo, explicó: “Este hecho involucra dos aspectos principales: por un lado, la acreditación de la norma ISO 17025 (requisitos generales para la competencia de los laboratorios de ensayo y de calibración) que nos otorgó el Organismo Argentino de Acreditación (OAA) y por otro el licenciamiento de la IWTO”.

Acreditación

“La acreditación es el reconocimiento formal que terceras personas u organizaciones hacen de la competencia técnica del laboratorio (capacidad de sus integrantes, calidad del equipamiento, materiales utilizados y la excelencia de la organización), que, a su vez, garantizan los resultados de los distintos ensayos que se realizan en él”, detalló Sacchero.

“En nuestro caso -agregó el director del laboratorio- lo que acreditamos son ensayos que se realizan sobre lana en estado cruda (sucia) o procesada (lavada, cardada o peinada), que sirven para determinar su calidad e indirectamente, fijar su precio.”

El Laboratorio de Fibras Textiles INTA Bariloche acreditó un total de diez normas técnicas IWTO, que se refieren a distintos métodos de determinación de parámetros de calidad en lana y otras fibras textiles.

Camino al reconocimiento

En 1997, la IWTO estableció que sólo los laboratorios que demostraran conformidad con los requisitos específicos de la norma ISO 17025, acreditados por organizaciones nacionales incluidas en el International Laboratory Accreditation Cooperation (ILAC), podían postularse como laboratorios licenciados IWTO.

INTA Bariloche comenzó su proceso de licenciamiento en 2001, al presentar su Proyecto al Programa Nacional de Normas y Acreditación de la Calidad, que financió una parte del mismo. Luego hubo que esperar que el OAA lograra el reconocimiento internacional en el ILAC y finalmente, cuando estuvieron dadas las condiciones, se postulo ante la IWTO.

Ya en abril de 2008, en el marco del INTA Expone, había sido distinguido por las autoridades del INTA por ser el laboratorio con más ensayos acreditados de la institución.

Beneficios

Según puntualizó Sacchero, “uno de los principales beneficios de la acreditación es que cuando está reconocida internacionalmente otorga credibilidad y transparencia al mercado facilitando el intercambio comercial”.

Además, destacó que permite “disponer de una organización especializada e independiente, sin conflicto de intereses, que actúa sobre la base de criterios exclusivamente técnicos”.

Según el especialista, también “ofrece un rasgo diferenciador, que aumenta las oportunidades comerciales al actuar como garantía de integridad y competencia”.