22 de enero de 2016

“Queremos que Castelar sea un polo científico tecnológico agroindustrial”


Lo dijo Ricardo Buryaile, ministro de Agroindustria, en su visita al centro de investigación del INTA en esa localidad. Lo acompañaron Amadeo Nicora, Mariano Bosch y Héctor Espina, presidente, vicepresidente y director nacional del organismo, respectivamente.

“Queremos que Castelar sea un polo científico tecnológico agroindustrial”

Con el objetivo de conocer los desarrollos tecnológicos más destacados que fueron transferidos a la industria, las autoridades del INTA acompañaron al ministro Ricardo Buryaile y miembros de su cartera en la visita al centro de investigación ubicado en Castelar para interiorizarse del potencial de los emprendimientos tecnológicos y los proyectos de cooperación científico-técnica que allí se desarrollan.

En la reunión, el ministro Buryaile destacó el prestigio y reconocimiento que tiene el INTA a nivel mundial y aseguró que ese potencial no se va a perder. En este sentido, convocó a desarrollar más tecnología en esos centros: “Queremos que el campo sea la tracción de la economía y Castelar un polo de desarrollo científico tecnológico agroindustrial”.

También se refirió a los ejes centrales de trabajo del Ministerio y aseguró que “estamos en línea con la FAO en lo que respecta al combate a la pobreza y la desnutrición, y tenemos una visión del sector privado productivista”, para lo que consideró fundamental “sostener al INTA, al SENASA y al INASE como pilares fundamentales”.

Por su parte, el director nacional del INTA, Héctor Espina, se refirió al proyecto de convertir a Castelar en un polo científico- tecnológico- agroindustrial como “el desafío Castelar” y aseguró que “en este centro están los elementos fundamentales para trasmitir el valor de la ciencia y la tecnología a la sociedad”.

De la reunión participaron el secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca, Ricardo Negri; el secretario de Emprendedores y Pymes del Ministerio de Producción, Mariano Mayer; el subsecretario de Políticas de la Secretaría de Planeamiento y Políticas en Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva del MINCyT, Jorge Aguado y el administrador de Bienes del Estado (ex ONABE), Ramón Lanús, junto a las autoridades nacionales y locales del INTA.

Exposición dedicada a IncuINTA, plataforma para el desarrollo de proyectos tecnológicos

 

 Lo que se mostró del INTA Castelar

 En las 650 hectáreas que tiene Castelar se radican cuatro centros de investigación y 11 institutos dedicados a distintas áreas científico-tecnológicas. Entre los logros que tuvieron origen en esos laboratorios se destaca el desarrollo de un queso funcional que disminuye la incidencia de enfermedades, un biofungicida creado en articulación con la empresa de capitales nacionales RIZOBACTER y el trigo genéticamente modificado con resistencia a la sequía, entre otros.

En lo que respecta a recursos naturales, el INTA Castelar aporta su capacidad en mejoramiento genético para el desarrollo de variedades de flores y la gestión de recursos genéticos nativos con valoración del origen, como es el caso de las variedades Calibrachoa y Mecardonia. A esto se suma la gestión de recursos forestales para la industria, los viveros tecnológicos y el desarrollo de tecnologías para aplicar en el ámbito rural que son inspiradas e imitan a la naturaleza, área conocida como biomimetismo.

Además, hubo una exposición dedicada a IncuINTA, plataforma técnico-organizativa para el desarrollo de proyectos tecnológicos, en donde se mencionaron algunos de los logros como el kit para el diagnóstico de anemia infecciosa equina, el modelo cobayo para la prueba de vacunas virales, la primera vacuna recombinante registrada contra el virus de la diarrea bovina y el caso de BIOINNOVO, entre otros.

Al momento de la presentación del Centro de Investigación y Desarrollo Tecnológico para la Agricultura Familiar (CIPAF), se mencionaron algunos logros como el desarrollo distintas tecnologías orientadas a este sector y la capacitación a través de cursos de formación de formadores. En este punto el ministro Buryaile señaló que “hay que acabar con la dicotomía campo-ciudad y producción- ambiente”, y destacó el crecimiento que tuvo la agricultura familiar: “Es un mercado que la Argentina va a tener porque se está desarrollando. Es importante que gente capacitada llegue a los pequeños productores”, aseguró.

Durante la visita del ministro a Castelar estuvieron presentes los directores de Centro del CNIA: Jorge Carrillo -CIA-, Elisa Carrillo -CICVyA-, Pablo Mercuri -CIRN-, y Andrea Maggio -CIPAF-; el secretario Legal y Técnico, Eduardo Quargnolo; el coordinador de Vinculación Tecnológica, Adolfo Cerioni; y el coordinador del área de Vacunas del Instituto de Virología, Andrés Wigdorovitz.