0

19 de noviembre de 2015

“Trabajar en la equidad para la competitividad de los territorios”


Lo destacó Héctor Espina, en el acto de asunción como nuevo director nacional del INTA, y aseguró que continuará con su compromiso para que las políticas públicas y la innovación lleguen a los territorios.

“Trabajar en la equidad para la competitividad de los territorios”

Con 28 años de trayectoria en la institución y luego de desempeñarse durante dos como jefe de Gabinete del Ministerio de Agricultura de la Nación, Héctor Espina asumió oficialmente el cargo de director nacional del INTA.

El acto fue encabezado por Carlos Casamiquela –ministro de Agricultura de la Nación–, Gabriel Delgado –secretario de Agricultura–, Javier Rodriguez –secretario de Coordinación Político-Institucional y Emergencia Agropecuaria–, Francisco Anglesio y José Catalano –presidente y vicepresidente del INTA, respectivamente– y el director saliente, Eliseo Monti.

Espina destacó la presencia territorial del organismo y renovó el compromiso con el desarrollo para “la competitividad de los sistemas, el cuidado del ambiente y la equidad”. Con respecto a esta última, sostuvo que “cuidarla significa trabajar en la competitividad sistémica de los territorios”.

El nuevo director avaló los Proyectos con Enfoque Territorial (PRETs) como una herramienta importante en favor de los productores: “Son plataformas donde la extensión, la investigación, la vinculación, las relaciones institucionales con otros organismos nos brindan la posibilidad de articular, donde la posibilidad de los recursos en el mundo son escasos, ellos representan una gran oportunidad”.

De este modo, afirmó que “es necesario incorporar monitoreos donde participen los pobladores, los campesinos, universidades, para mejorar, tener líneas de base y sistemas de indicadores objetivos y no solamente de actividades”.

El nuevo director, designado mediante un concurso abierto por antecedentes y oposición, se refirió al prestigio internacional y al reconocimiento social del INTA como “una enorme responsabilidad frente a la sociedad” y manifestó su intención de profundizar día a día la búsqueda de la excelencia “para seguir siendo líderes y referentes en el país y en la región”.

Además, explicó la importancia de superar “falsas dicotomías” como investigación-extensión, agricultura familiar-productores medianos y sector público-sector privado. En esa línea, expresó: “Sueño con una articulación con el sector privado donde podamos tener una incubadoras de empresas y potenciemos el capital nacional”.

Con 28 años de trayectoria en la institución, Héctor Espina asumió oficialmente el cargo de director nacional del INTA.

Por su parte, Casamiquela destacó el rol que desempeñó Eliseo Monti en la implementación de los PRETs, como “una forma de planificación que puso al INTA en la huella de la solución integral de los problemas de los territorios”.

Al referirse al nuevo director nacional del organismo, aseguró: “Es una persona de gran convicción, trabajo, dedicación, esfuerzo y compromiso y quiero agradecerle por los dos años de trabajo que compartimos en el ministerio”. Y completó: “Hay una pasión, una capacidad especial que Héctor tiene para llevar adelante con éxito sus gestiones y es algo que todos debemos aprovechar”.

En cuanto al futuro, el ministro aseguró que “imagina al INTA acompañando codo a codo al país, con un rol destacado, en un mundo cada vez más demandante de alimentos”. Y agregó: “Producir alimentos es generar transformación, trabajo, agregar valor, industrializar, y la institución debe ser capaz de llevar conocimiento a este nuevo modelo de producción del sector agroindustrial y agroalimentario”.

Por su parte, Anglesio repasó los logros alcanzados en los últimos años. Así, destacó que el organismo “contaba con un presupuesto de 140 millones de pesos y hoy, tiene uno de 4.200 millones de pesos” y reflexionó sobre su crecimiento en recursos humanos y en la formación de su personal, además de “la transparencia y la participación democrática para la realización de los 600 concursos para las direcciones regionales y de estaciones experimentales agropecuarias”, al igual que para “coordinadores de proyectos, con énfasis en los antecedentes curriculares”.

En cuanto a la planificación programática de la institución resaltó los 128 proyectos regionales con enfoque territorial y la creación del Instituto de Políticas Públicas y Prospectiva, del CIPAF, del AMBA e hizo hincapié en la puesta en marcha del Labintex en Montpellier –Francia– y del próximo, que se instalará en Brasil, junto con Embrapa.

También enumeró los convenios de cooperación con más de 38 países de los cinco continentes como: Hungría, Brasil, Francia, Rusia, China, Alemania, América y del Caribe, Botswana, Haití, Venezuela, Sudáfrica, Angola, entre otros. Y sostuvo que “es de gran importancia haber logrado la presencia como institución argentina y participar como líder en Foragro, Fontagro; Procisur”.

“Entre todos podemos seguir construyendo un INTA más grande con el objetivo de mejorar la calidad de vida de las personas, con desarrollo e inclusión”, concluyó Anglesio.