0

20 de octubre de 2015

Un espacio para el intercambio de semillas y saberes


Gracias al INTA, más de 120 productores familiares de Zapala promueven la multiplicación y rescate genético de semillas, aves, sabores y saberes. Además, se firmó un convenio de cooperación técnica.

Un espacio para el intercambio de semillas y saberes

Más de 120 feriantes representantes de 30 organizaciones de la región, participaron de la VI Feria Regional de Intercambio de Semillas en Zapala –Neuquén–. Allí, con el aporte técnico del INTA, promueven la multiplicación y rescate genético de semillas, aves y saberes. Además, en el marco de la última edición, Jorge Reynals –director del Centro Regional Patagonia Norte de INTA– junto con Soledad Martínez –intendente de Zapala– firmaron un convenio de cooperación técnica con el objetivo de fortalecer el desarrollo urbano-rural y de la agricultura familiar.

Para Reynals, espacios como el de la feria y la formalización de convenios interinstitucionales “fortalece el trabajo cotidiano que redunda en beneficio para la agricultura familiar y los productores de la región”.

En este sentido, el director del INTA destacó “la acción conjunta entre instituto, el municipio y la provincia para el mejoramiento de la cadena de valor textil de las organizaciones nucleadas en la Cooperativa agropecuaria de comercialización de pequeños productores de la zona centro y en el programa Mohair, a través del procesamiento y comercialización conjunta de fibras de origen animal”.

Por su parte, Martínez puso de relieve el espacio de articulación permanente con INTA, con soporte y apoyo logístico desde la comuna, que redunda en beneficio de los productores de la zona, haciendo que su trabajo sea visibilizado y valorado. “Es importante fortalecer estos espacios porque quienes participan lo hacen con un gesto de generosidad y, sin perder su condición de productores, intercambian sus semillas, materiales y saberes”, expresó.

El grupo de semillas de Zapala presentó el proyecto Casa de Semillas locales de Quili Malal. Allí, compartieron la elaboración y degustación de platos de comida mapuche.

 

Alejandra Gallardo, técnica del Prohuerta del INTA Zapala, destacó el “fortalecimiento de la feria como espacio de participación espontánea de huerteros y sus organizaciones más la afluencia de gente de diferentes parajes y localidades de la provincia, quienes se suman al intercambio de materiales, saberes y sabores comunes a la agricultura familiar de la región”.

Las ferias facilitan parte del trabajo del programa con la distribución de semillas y fomenta la producción propia de material genético e intercambio. Surgen a partir de un proceso de observación de la desaparición paulatina de semillas locales del territorio y al cuidado de muy pocos agricultores. Así, las semillas nativas y criollas, junto a nuevos conocimientos y prácticas culturales para su producción, recirculan con una mayor distribución en el territorio.

Por esto, “sumamos un espacio demostrativo de tecnología para la agricultura familiar y capacitaciones referidas a plantas ornamentales y frutas finas, peletizado y ensilado mejoramiento de suelos, sistemas de riego, captación de vertientes, herramientas de labranza y hasta un taller para el teñido natural”, detalló Gallardo.

Asimismo, el grupo de semillas de Zapala presentó el proyecto Casa de Semillas locales de Quili Malal. Allí, compartieron con una comunidad de Ruca Choroy la elaboración y degustación de platos de comida mapuche.

Estos encuentros, concebidos sin fines comerciales, se realizan en la zona desde el año 2010 y tienen un gran impacto social, cultural y económico. Participaron del evento grupos de huerteros de las localidades de Mariano Moreno, Las Lajas, Los Hornos, Covunco Abajo, Huarenchenque, Las Coloradas, Ruca Choroy, Neuquén, El Chañar, Chos Malal, escuelas con desarrollo de huertas de Zapala y alrededores, instituciones como el Instituto de Capacitación y Extensión de Zapala- IUCE-, Parque Nacional Laguna Blanca, Radio Nacional y municipios de zona centro, entre otros.