07 de octubre de 2010

El INTA y Coninagro reafirmaron su vínculo

Carlos Casamiquela, presidente del INTA, junto al ministro de Agricultura, Julián Domínguez, renovó el convenio que vincula al organismo con esa asociación.

“De lo que se trata hoy es de reafirmar, una vez más, el viejo vínculo entre Coninagro y el INTA”. Así se expresó Carlos Casamiquela, presidente del INTA, minutos después de firmar la renovación del convenio marco que une a ese instituto con la Confederación Intercooperativa Agropecuaria Cooperativa Limitada (Coninagro).

La ceremonia contó con la participación del ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación –Julián Domínguez–, el subsecretario de Agricultura Familiar –Guillermo Martini–, el titular de Coninagro –Carlos Garetto– y el vicepresidente del INTA –Luis Basterra–, entre otras autoridades e invitados presentes.

En un contexto internacional que demanda cada vez más alimentos y de mayor calidad, la tecnología y la producción son variables asociadas a las que Garetto se refirió, justo antes de decir: “El INTA es un organismo que tiene que permanecer en la órbita del Estado, apuntalando la producción”. Además, agradeció al ministro su “permanente predisposición al diálogo, para encontrar el equilibrio necesario para que el beneficio sea para todos los argentinos”.

A su turno, Casamiquela recogió las palabras del titular de Coninagro referidas al organismo que preside y aseguró estar “absolutamente convencido de eso”. En este sentido, el presidente explicó: “El INTA no fue privatizado por muchas razones; una de ellas es la posición que asumieron las entidades del sector y fundamentalmente con el liderazgo y la visión de Coninagro, que rápidamente adquirió una defensa ferviente de la permanencia del INTA en el Estado”. A la interacción entre esa entidad y el organismo público, Casamiquela destacó el accionar de Elbio Laucirica, representante de Coninagro en el Consejo Directivo del INTA.

Asimismo, el presidente del INTA aprovechó la oportunidad para destacar algunos aspectos salientes de la actual política institucional del instituto, como “una asignación presupuestaria importante, que en los últimos años se ha visto multiplicada por casi siete y ha permitido también niveles de inversión institucional que multiplican por 20 las inversiones de los últimos 8 años”. Por esto, Casamiquela expresó: “Hemos dado un salto cualitativo”. También se refirió a haber tenido el orgullo de inaugurar, junto al ministro Domínguez, “cuatro laboratorios de biotecnología en el país, con el más alto nivel de equipamiento y capacidad de nuestra gente”.

"El INTA no fue privatizado por muchas razones; una de ellas es la posición que asumieron las entidades del sector y fundamentalmente con el liderazgo y la visión de Coninagro", dijo Casamiquela.

Por su parte, el ministro de Agricultura indicó que su vida “está signada por la importancia de la cooperación familiar” y señaló: “Cuando asumí quería que el INTA sea la nave insignia de este tiempo para encontrar las razones técnicas que permitan mirar al futuro”. En ese contexto, explicó que “el INTA es fundamental, es el único que hizo investigación, transferencia y extensión y es un organismo plural”. Domínguez también dijo que “el sector ha hecho una verdadera revolución”, a la que describió como un “hito”, y agregó: “El Estado tiene que ser un socio estratégico de los pequeños y medianos productores, del movimiento cooperativo”.

En esa línea, Casamiquela hizo una mención especial: “Quisiera poner énfasis para centrar nuestro vínculo con las pymes, de las cuales ustedes son claros representantes, y fundamentalmente con algunas cuestiones que hacen al asociativismo y al valor agregado. Esas son dos líneas de política institucional que claramente estamos fortaleciendo en todo nuestro accionar”. Al mismo tiempo, el presidente del INTA adelantó que “estamos ya diseñando un convenio con todo el sector de las cooperativas agropecuarias argentinas para un programa de capacitación y transferencia de tecnología en cuidado del ambiente y manejo de los agroquímicos”.

Cooperación para transferir tecnología

La colaboración entre el INTA y Coninagro ha tenido como eje la cooperación para la implementación de actividades de capacitación y transferencia de tecnología, teniendo en cuenta las modalidades productivas regionales y la generación, en un ámbito conjunto de trabajo, de propuestas para la investigación y extensión, considerando las cadenas agropecuarias, agroalimentarias y agroindustriales.

Las actividades conjuntas de investigación y transferencia Coninagro estuvieron fuertemente relacionadas con el desarrollo del territorio y la sustentabilidad de los recursos naturales. En este sentido, ha sido fecundo el trabajo realizado por cadenas y la interacción con sus entidades asociadas.

También puede interesarte