0

26 de noviembre de 2014

Se inauguró la radio de las Comunidades Unidas de Molinos


Esta radio permite la comunicación entre más de 400 familias de los Valles Calchaquíes de Salta, una zona sin electricidad y prácticamente aislada. La emisora funciona con energía solar y comenzó sus transmisiones en julio.

Se inauguró la radio de las Comunidades Unidas de Molinos

Ubicadas en lo profundo del Valle Calchaquí en Salta –donde no disponen siquiera de energía eléctrica–, las Comunidades Unidas de Molinos (CUM) han constituido una experiencia emblemática de trabajo colectivo, apoyado por el INTA, que merece ser contada una y otra vez. No obstante, a partir de la inauguración de su propia radio, ellas mismas podrán tomar la palabra y hacerla llegar a casi todo el departamento Molinos para mejorar la comunicación entre las comunidades y fortalecer su compromiso con el desarrollo de la región.

Desde hace más de una década, el INTA Seclantás –Salta–, el Programa Federal de Apoyo al Desarrollo Rural del INTA (Profeder) y la organización no gubernamental Red Valle de Altura acompañan a las CUM en la resolución de problemáticas vinculadas con el acceso al agua, la mejora de la calidad de vida y el fortalecimiento productivo y comercial. Pero a esas demandas también se le sumaba la necesidad de mejorar la comunicación.

“Sin esta radio, las comunidades estaban incomunicadas y aisladas”, dijo Marcela Duhalde, del INTA Seclantás, en referencia a las más de 400 familias –agrupadas en 16 comunidades campesinas– que integran las Comunidades Unidas de Molinos (CUM), al tiempo que agregó: “Es una herramienta que nos permite potenciar la comunicación local, fortalecer los vínculos entre las comunidades e, incluso, mejorar la comercialización de los productos elaborados en la región”.

La emisora opera desde la comunidad de Cieneguilla, situada en el centro del valle de Luracatao –perteneciente al municipio de Seclantás del departamento Molinos de la provincia de Salta–. “Se eligió esta ubicación, debido a que resulta accesible para la mayoría de las comunidades y estratégica en relación con el alcance de la frecuencia”, explicó Natalia Rosa, de la organización Red Valle de Altura.

Así pues, en el marco del lanzamiento de la “FM Libertad: La Voz de la CUM, una radio con identidad”, representantes de las CUM manifestaron su alegría ante la realización de un proyecto que comenzaron a fines de 2011. “Este es un sueño que se nos está cumpliendo; esta radio nos permitirá comunicarnos mejor, seguir creciendo como comunidad y ayudar al desarrollo de todas las comunidades”, afirmó César Colque, de la comunidad El Churcal.

A su turno, Eliseo Monti –director nacional del INTA– señaló la importancia de llevar a cabo una gestión pensada desde una visión de desarrollo local.

Por su parte, Demetrio Yapura, perteneciente a la comunidad de Cieneguilla y operador de la radio, puso de relieve la importancia del proyecto para el arraigo de las generaciones más jóvenes en la región. “Nuestros hijos son nuestro futuro, anhelamos que no emigren, que puedan estar orgullosos de ser originarios de nuestra tierra, y queremos dejarles la posibilidad de que puedan seguir creciendo en nuestro lugar”, sostuvo.

La radio comenzó sus actividades en julio y, dada la capacidad de los paneles solares para generar energía eléctrica, transmite diariamente entre seis y ocho horas. Entre las temáticas que se trabajan en la programación –aún en proceso de desarrollo–, se destacan aquellas vinculadas con las líneas de trabajo de la organización (agricultura, agua para riego, producción de artesanías, alternativas de comercialización, etc.) y otras relacionadas con la historia y cultura de la región.

Allí, el 80 % de la población corresponde al sector rural y, en particular, el departamento Molinos registra una población de 5.565 habitantes, de los cuales cerca de 2.000 viven en el Valle Luracatao, donde se encuentran 12 de las 16 comunidades que conforman la CUM. Debido a la concentración poblacional, esta zona es una de las áreas con mayor influencia de la radio.

En general, la estrategia de vida de estas familias se basa en la producción agrícola y se complementa con la cría extensiva de ganado caprino, ovino y vacuno. Tras la gestión una marca colectiva que utilizan para comercializar sus productos, estas comunidades le dieron valor a otra de sus actividades productivas más relevantes: el hilado y la producción textil en fibra de oveja y llama.

Trabajo en conjunto

La “FM 89.3” constituye la primera licencia entregada en el marco de un acuerdo –cuyo principal objetivo apunta a promover el surgimiento de experiencias de comunicación popular en el sector rural– celebrado entre el INTA, el Ministerio de Desarrollo de la Nación y la Autoridad de Servicios de Comunicación Audiovisual.

Con relación a la infraestructura, se gestionó mediante el Plan Nacional de Seguridad Alimentaria la instalación de paneles solares para garantizar el funcionamiento de la radio. En tanto, la construcción del estudio se realizó con el aporte y trabajo de las comunidades.

A mediados de 2013, la CUM participó del Fondo de Fomento Concursable para Medios de Comunicación Audiovisuales –a cargo del AFSCA– y obtuvo el financiamiento necesario para comprar equipamiento radiofónico, construir la torre e instalar la antena. Estas obras, además, tuvieron el apoyo de la Comisión Nacional de Comunicaciones (CNC).

En cuanto a la red de enlaces VHF –que actualmente permite la comunicación permanente entre 10 comunidades–, esta fue realizada a través de Programa de Desarrollo Rural Incluyente (Proderi) de la Unidad para el Cambio Rural (UCAR) del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación. Cabe agregar que se encuentra en ejecución una segunda etapa del trabajo, la cual, una vez finalizada, logrará incorporar 12 nuevos parajes a la red.

“Si bien no todas las comunidades podrán acercarse físicamente hasta la radio, esta red de enlaces facilitará el envío de mensajes y contenidos que surjan en las diferentes comunidades”, afirmó Duhalde.

De la apertura participaron José Catalano, Eliseo Monti, Diego Ramilo y Martín Sabbatella.

La inauguración

De la apertura participaron José Catalano –vicepresidente del INTA–, Eliseo Monti –director nacional del instituto–, Diego Ramilo –responsable del Programa Federal de Apoyo al Desarrollo Rural Sustentable (Profeder)– y Martín Sabbatella –titular de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA)–. También asistieron referentes locales y regionales del INTA, funcionarios municipales y representantes de la Comisión Nacional de Comunicaciones.

“La inauguración de esta radio comunitaria marca un antes y un después: por un lado, las comunidades dejaron en claro qué necesitaban para producir y vivir mejor y, por otro lado, estuvo el Estado (municipal, provincial, regional y nacional) que escuchó y trató de resolver esos problemas en forma conjunta”, expresó José Catalano, vicepresidente del INTA.

Asimismo, remarcó el rol de la Agricultura Familiar como un componente fundamental para el desarrollo nacional y de los productores. “Durante muchos años, este sector estuvo asociado con el asistencialismo, se postergaban sus necesidades y no se lo visualizaba como un actor relevante en el territorio que, incluso, generaba alimentos para el resto de la población”, aseguró.

En esa línea, destacó la intervención del Estado actual para abordar, de manera articulada con la población y con otras instituciones, las problemáticas que afectan a las comunidades, entre ellas la del acceso a la comunicación. “Para poner en valor a los agricultores familiares y a las comunidades campesinas indígenas, resulta fundamental que estos pueblos tengan su propia voz, y la radio es un instrumento que les permite expresarse”, observó.

A su turno, Eliseo Monti –director nacional del INTA– señaló la importancia de llevar a cabo una gestión pensada desde una visión de desarrollo local. “De esa manera, nosotros desde los organismos públicos debemos trabajar junto con los intendentes –también elegidos por el pueblo– para resolver los problemas de la gente, y es en esa unión donde tienen sentido nuestras instituciones”, enfatizó.

Por último, Martín Sabbatella –titular de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA)– se mostró emocionado por la creación de la radio y expresó: “En este tipo de iniciativas late la esencia de la ley de Servicios de Comunicación Audiovisual y se evidencia claramente que, gracias a la ley, el pueblo tomó la palabra, la amplificó y dio nacimiento a nuevos medios, desde los que se expresa y da a conocer sus intereses, su cultura y su identidad”.

La “FM 89.3” constituye la primera licencia entregada en el marco de un acuerdo, celebrado entre el INTA, el Ministerio de Desarrollo de la Nación y la Autoridad de Servicios de Comunicación Audiovisual.