0

8 de septiembre de 2014

“El INTA es el motor del conocimiento”


Así se refirió Jorge Feijóo, ministro de la Producción de Tucumán, durante la apertura del Seminario Internacional INTA Caña 2014, quien además destacó el potencial de crecimiento del sector para los próximos años.

“El INTA es el motor del conocimiento”

La zafra 2014 de Tucumán será de 1.4 millones de toneladas, lo que representa el 64% del total del país. “En los últimos tres años, la superficie de caña creció y llegó a las 278.000 hectáreas. Esto no sólo responde a la expectativa del mercado del bioetanol sino al aporte de instituciones como el INTA que son el motor del conocimiento y la generación de tecnologías vinculadas a la caña”, señaló Jorge Feijóo, ministro de la Producción de Tucumán, durante la apertura del Seminario Internacional Caña 2014, en el que participaron más de 2.000 personas.

Además, del encuentro internacional participaron Juan Maceira -subsecretario de Agricultura de la Nación-, Daniela Bustos -directora del Centro Regional Tucumán-Santiago del Estero del INTA-, Mariano Garmendia -director del INTA Famaillá-, representantes del Consejo Regional del INTA y de organizaciones vinculadas al sector cañero de Bolivia, Paraguay, Brasil y Uruguay.

En los últimos tres años, la superficie de caña creció y llegó a las 278.000 hectáreas. “Esto responde a una expectativa del mercado azucarero y al atractivo que significa el bioetanol como destino de los excedentes”, expresó el Ministro quien además indicó que “el desafío que sigue es el fortalecimiento del sistema productivo y de los pequeños productores”.

En este sentido, Feijóo destacó que la prioridad está centrada en el mejoramiento genético, el fortalecimiento de los pequeños productores, de la producción de bioetanol y en la gestión ambiental. “Mediante el Proicsa, un programa que busca incrementar la productividad del sector sucro alcoholero, buscamos mejorar la productividad y rentabilidad de los pequeños productores, que en Tucumán son 4.800 con 34.000 hectáreas”.

En los últimos tres años, la superficie de caña creció y llegó a las 278.000 hectáreas. “Esto responde a una expectativa del mercado azucarero y al atractivo que significa el bioetanol como destino de los excedentes”, expresó el Ministro.

La producción de azúcar del país es excedentaria. Según estimaciones del Ministerio, Tucumán va a destinar 180 mil toneladas de azúcar a la producción de bioetanol, lo que representa el 59% del alcohol de caña de azúcar del país.

Nuestro empeño, junto con el INTA, es renovar los cañaverales con nueva genética, variedades que nos permitan mejorar la producción y el rendimietno”, dijo Feijóo quien además señaló: “Esto se logra con tecnología y capacitaciones en gestión”.

Por su parte, Bustos se refirió a la importancia de la actividad sucro alcoholera para la provincia y el país. En este sentido, destacó la necesidad de integrar y acompañar a todos los actores de este sistema productivo.

“Con este encuentro buscamos generar un espacio de participación e intercambio de conocimiento para compartirlo con las instituciones de países vecinos como Bolivia, Paraguay, Brasil y Uruguay quienes tienen desafíos y perspectivas similares a las nuestras”, señaló Bustos.

Asimismo Maceira, en representación de Carlos Casamiquela -ministro de Agricultura de la Nación- señaló la importancia del cultivo y la organización del Seminario. Además, destacó las principales políticas llevadas a cabo por el Ministerio de Agricultura, con especial énfasis en la Plan Estratégico Agroalimentario y en las mesas de diálogo por cadenas, en donde muy pronto se espera la presencia de los representantes del sector de la caña.

Para Mariano Garmendia, director del INTA Famaillá, este seminario representó una síntesis de todo el trabajo que desarrolla el Instituto no sólo en Tucumán, sino también en el NOA y en los países vecinos como Uruguay, Bolivia, Brasil, Paraguay y los Estados Unidos.

“El INTA es una institución de gestión de políticas públicas”, expresó Garmendia y agregó: “El alcohol es un comodity energético y la caña de azúcar tiene condiciones excepcionales para ser una gran fuente de alcohol tanto de primera como de segunda generación”.

Por esto, el INTA junto con los países vecinos “trabajamos en tranferencia de tecnología, organización, capacidad de riego y en términos de vinculación para el intercambio de variedades”, dijo el director del INTA.

“La caña de azúcar es una fuente de energía renovable, saludable y con alta eficiencia de uso de agua y de dióxido de carbono, lo que le da condiciones diferenciales en comparación con otros cultivos”, concluyó Garmendia.

Con el lema: “El INTA y la innovación pública al alcance del sector sucroalcoholero”, el Seminario Internacional de Caña de Azúcar 2014 reunió a más de 2.000 participantes de toda la región. Del encuentro participaron referentes de organizaciones cañeras de Bolivia, Paraguay, Brasil y Uruguay.

La producción de azúcar del país es excedentaria. Según estimaciones del Ministerio, Tucumán va a destinar 180 mil toneladas de azúcar a la producción de bioetanol, lo que representa el 59% del alcohol de caña de azúcar del país.