2

23 de julio de 2014

Una tecnología del INTA ganó el premio de oro


Una plataforma para poda y cosecha de frutales desarrollada por el INTA recibió el mayor galardón. Además, el instituto fue reconocido por su trabajo en investigación y por la trayectoria de sus investigadores.

Una tecnología del INTA ganó el premio de oro

Como cada año, el Centro Internacional de Innovación en Tecnología Agropecuaria (CiTA) entregó los premios que distinguen y estimulan la innovación tecnológica y el INTA fue el gran ganador de la noche. Además del premio de oro, que reconoció el desarrollo de una plataforma para poda y cosecha de frutales, el instituto fue galardonado por un sistema modular para poscosecha de hortalizas para la agricultura familiar, etiquetas electrónicas para trazabilidad de miel y por la trayectoria de uno de sus profesionales: Cristiano Casini, del INTA Manfredi –Córdoba–.

La plataforma móvil para poda y cosecha en serie para frutales de pepita es un desarrollo fruto de la articulación público-privada entre el INTA Alto Valle –Río Negro– y la firma Pazima, en cooperación con la Universidad Nacional del Comahue, con financiamiento de La Deliciosa S.A.

Carlos Magdalena, especialista de esa unidad del INTA, explicó que se trata de la primera plataforma automotriz de origen nacional que reduce los tiempos operativos, mejora las condiciones laborales y permite aumentar hasta un 50% los rendimientos.

“Tenemos grandes perspectivas de comercialización, dada la creciente demanda”, aseguró Pedro Pasin, presidente de Pazima S.A. la empresa familiar fabricante de la plataforma, quién indicó que “ya se fabricaron cuatro y esperamos construir diez más, con expectativas de exportación a Chile y Brasil”.

Magdalena celebró la fabricación de esta maquinaria y destacó la articulación público-privada que permitió que “hoy sea posible contar con un desarrollo nacional y accesible para el sector frutícola de Río Negro y Neuquén”.

Por otra parte, en la categoría de agricultura familiar, el galardón fue para el sistema para poscosecha de hortalizas desarrollado por el Instituto de Investigación y Desarrollo Tecnológico para la pequeña Agricultura Familiar (IPAF) Región Pampeana junto con la Universidad Nacional de La Plata.

Se trata de un sistema modular para poscosecha de hortalizas pensado para pequeña escala. Está compuesto por tres máquinas que realizan el lavado, secado y embolsado. “Esta idea de modularidad a su vez es tratada por medio de la incorporación de un canasto modular, estándar y apilable, que sirve como organizador en la instancia de almacenamiento y reduce el contacto del operario con el producto”, expresó Matías Novelli, diseñador industrial y responsable del desarrollo.

A su vez, en el rubro Intensivos, el sistema de monitoreo remoto de colmenas recibió una mención especial. Desarrollado por el Instituto de Ingeniería Rural (IIR) del INTA, las etiquetas electrónicas permiten monitorear todo el proceso productivo: desde la colmena hasta el tambor de exportación.

“La trazabilidad electrónica es una herramienta que permite cumplir con las expectativas de los consumidores al asegurar la calidad y seguridad del producto, desde el nacimiento hasta el final de la cadena de comercialización”, explicó Andrés Moltoni, investigador del Laboratorio de Electrónica del IIR.

“La trazabilidad electrónica es una herramienta que permite cumplir con las expectativas de los consumidores al asegurar la calidad y seguridad del producto”, explicó Moltoni.

El valor de la experiencia

A Cristiano Casini lo tomó por sorpresa el reconocimiento a su trayectoria en el organismo por sus 39 años de servicio. En 1974 obtuvo el título de ingeniero agrónomo egresado de la Universidad Católica de Córdoba. Además, cursó estudios de posgrado en Mississippi State University –Estados Unidos–, donde se tituló como Master of Science (MSc) y Doctor of Philosophy (PhD) en Ciencias Agrarias, con la especialidad en Tecnología de Semillas, Genética y Mejoramiento Genético.

Casini se destacó por sus trabajos en equipos y máquinas agrícolas, siembra directa y almacenamiento de granos en bolsas plásticas. Se dedicó al desarrollo de pymes para incentivar el agregado de valor en origen a los granos, al fortalecimiento de las exportaciones de maquinaria agrícola al exterior y contribuyó al desarrollo de la piscicultura.

Reconocido como uno de los máximos impulsores de la siembra directa y el almacenaje de granos en bolsas plásticas, en el país y el mundo, Casini realizó decenas de misiones internacionales para llevar la tecnología argentina del almacenamiento a 30 países y fue el encargado de recibir las misiones extranjeras visitantes.

Su paso por la institución estuvo caracterizado por la investigación en tecnología de semillas, donde desarrolló proyectos de investigación sobre calidad y promovió la importancia del uso de simientes de alta calidad.

Asimismo, trabajó en el cultivo de maní y el desarrollo de tecnología de cosecha y poscosecha para adaptarla al maní tipo confitería. Además, caracterizó la calidad del maní argentino por sus cualidades químicas y nutricionales.

Casini realizó decenas de misiones internacionales para llevar la tecnología argentina del almacenamiento a 30 países y fue el encargado de recibir las misiones extranjeras visitantes.

80 trabajos

Durante esta edición, se evaluaron más de 80 trabajos vinculados con maquinaria agrícola, componentes y sistemas en agricultura de precisión, software e investigaciones científicas, entre otros.

El Premio CiTA es una iniciativa de promoción a la innovación tecnológica que desarrollan las empresas y equipos técnicos del sector. Es organizado por la Cámara Argentina de Fabricantes de Maquinaria Agrícola (CAFMA), la Sociedad Rural Argentina, La Rural Predio Ferial de Buenos Aires y la Revista Chacra. Cuenta con la adhesión de instituciones del sector y con el auspicio de ACTA, Asociación de Cámaras de Tecnología Agropecuaria.