7

9 de enero de 2014

Soberanía alimentaria: el Prohuerta seguirá en Haití hasta 2016


La continuidad del programa que desarrollan el INTA y el Ministerio de Desarrollo Social fue confirmada por representantes de ambos países. La Unasur aportará U$S 3 millones.

Soberanía alimentaria: el Prohuerta seguirá en Haití hasta 2016

La Argentina, Haití y la Unasur firmaron un proyecto que amplía la cooperación nacional del programa Prohuerta hasta el año 2016. El acuerdo fue encabezado por el primer ministro de la Republica de Haití, Laurent Lamothe, el secretario técnico de la Unasur en Haití, Rodolfo Mattarollo y el embajador de la Argentina en ese país, Raúl Sebaste.

En la actualidad, el Prohuerta Haití llega a más de 21 mil hogares, que representan unas 140 mil personas distribuidas en diez departamentos. La incorporación de la Unasur le aportará al proyecto U$S 3 millones, una suma que servirá para duplicar el alcance: se prevé llegar a 37.325 familias, es decir, más de 220 mil personas.

“El programa Prohuerta es una política pública que lleva ya más de veinte años de desarrollo en nuestro país, con excelentes resultados, ya que beneficia a más de 3,5 millones de argentinos que producen sus propios alimentos. Por esto es un programa que constituye un símbolo de la soberanía alimentaria y los esfuerzos que realizamos para asegurarla”, sostuvo Francisco Anglesio, presidente del INTA.

Junto con el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación y la Cancillería argentina, el instituto conduce técnicamente el programa y un equipo de especialistas trabaja junto pares haitianos desde 2005. Las tres instituciones aseguran la presencia en terreno de técnicos argentinos expertos en el desarrollo de huertas, educación alimentaria, producción de semillas, gestión y acceso al agua, fabricación de herramientas de trabajo y avicultura familiar.

De acuerdo con Anglesio, “nuestro objetivo en Haití mediante el Prohuerta es contribuir a garantizar la seguridad alimentaria por medio del fomento de la autoproducción de alimentos frescos, con huertas orgánicas, para complementar la dieta de poblaciones urbanas y rurales con necesidades básicas insatisfechas”.

En esta línea, el presidente del INTA aseguró que “con la ampliación de este proyecto, nuestro país continúa extendiendo su política de solidaridad y de Cooperación Sur-Sur, obteniendo resultados concretos y avanzando en el desarrollo inclusivo en cada vez más hogares de nuestra América Latina y el Caribe”.

La Argentina asegura la provisión de semillas e insumos como herramientas, cisternas y alimentos para aves. Además, integra una red con más de 2.800 promotores y unas 600 organizaciones locales motivados y comprometidos con el desarrollo de su país.

En la actualidad, el Prohuerta Haití llega a más de 21 mil hogares, que representan unas 140 mil personas distribuidas en diez departamentos.