1

21 de diciembre de 2013

Agricultura periurbana: la reserva de alimentos para las grandes ciudades


El presidente del INTA, Francisco Anglesio, acompañó al jefe de gabinete Jorge Capitanich, el ministro de Agricultura Carlos Casamiquela y el gobernador Daniel Scioli, en la inauguración del INTA en el área metropolitana de Buenos Aires.

Agricultura periurbana: la reserva de alimentos para las grandes ciudades

“Las políticas en materia de agricultura periurbana profundizan el modelo inclusivo y de industrialización de la producción nacional”, dijo el presidente del INTA, Francisco Anglesio, durante la inauguración formal de una nueva unidad del INTA ubicada en cercanías al centro de investigaciones de Castelar.

De acuerdo con el funcionario, “es la única estación de América Latina dedicada a la agricultura familiar y al desarrollo periurbano” y destacó que desde allí se generarán “los aportes necesarios para que cuatro mil productores sean capaces de abastecer a 14 millones de argentinos con alimentos que llegan a las mesas cada día”.

La nueva unidad es la Estación Experimental Agropecuaria para el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) y la Agencia de Extensión de Ituzaingó, que tendrán como desafíos “consolidar la producción primaria, promover e impulsar el valor agregado en origen, desarrollar una logística comercial para el mercado interno –que alcanza el 50% del abastecimiento local– y fomentar la organización como base”, señaló el presidente del INTA.

En esa misma línea, Anglesio consideró que “estos esfuerzos reflejan una política activa de desarrollo rural con gestión territorial, algo que contribuye de manera directa a la generación de empleos”.

La inauguración contó con la participación del jefe de gabinete de la Nación –Jorge Capitanich–, el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca –Carlos Casamiquela– y el gobernador bonaerense –Daniel Scioli–, entre otras autoridades.

Con 13,7 millones de habitantes, 1,8 millón de hectáreas y el 40% del PBI, el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) es una de las regiones más numerosas y populosas de la Argentina. De hecho, en las áreas periurbanas del país se producen 1,3 millones de alimentos frescos y representan a actores estratégicos para aumentar la producción alimenticia en calidad y cantidad. En ese sentido, señaló Anglesio, “la agricultura periurbana es el reservorio alimenticio de las grandes ciudades”.

La unidad AMBA del INTA “es la única estación de América Latina dedicada a la agricultura familiar y al desarrollo periurbano”, dijo Anglesio.

Desde 2009, los técnicos del INTA trabaja en ese ámbito, más precisamente en cuatro territorios: Periurbano Norte, Oeste, Sur y Urbano. En cada uno de esos lugares ya existe una agencia de extensión rural del instituto.

Por otra parte, el ministro de Agricultura aprovechó la ocasión para lanzar la quinta etapa del Programa Nacional de Agricultura Periurbana formalizar la entrega de aportes a 32 municipios bonaerenses. Declaraciones de Casamiquela

El mapa de la agricultura urbana bonaerense

Gustavo Tito, quien asumió como director de la experimental, precisó en números los alcances de esta nueva unidad: “Actualmente, se integran a la estrategia de acción 96 grupos de productores desde Programa Cambio Rural; 54.671 huertas familiares, 958 huertas escolares, 424 huertas comunitarias desde el Programa Prohuerta; más de diez proyectos regionales y nacionales y más de 300 organizaciones/instituciones locales”.

La estación experimental comprende 39 distritos urbanos y periurbanos, los cuales están distribuidos en cuatro territorios según características diferenciales. Urbano, Peri Urbano Norte, Peri Urbano Oeste, Peri Urbano Sur. Cuenta con presencia de más de 5.000 productores en el periurbano que equilibran el desarrollo territorial con cordones verdes y productivos.

El área de influencia del INTA AMBA cuenta con nueve agencias de extensión: La Plata, San Vicente, Avellaneda, Ituzaingó, Tigre, Moreno, Marcos Paz, Escobar y Luján, y dos oficinas de desarrollo local en Florencio Varela y La Matanza.

“Inaugurar una obra de envergadura en el conurbano es sumamente importante ya que aquí se producen alimentos y la producción de alimentos genera empleo,” expresó Tito quien agregó que el rol del INTA es sumarse a la regulación de la producción en el conurbano, que excede la propuesta del AMBA, ya que se pueden armar estructuras institucionales semejantes en los periurbanos de las grandes ciudades del país.

Janine Schonwald, técnica del INTA Prohuerta, detalló: “Desde la perspectiva de la seguridad y soberanía alimentaria el desarrollo de la agricultura urbana a escala familiar y comunitaria permite producir alimentos de estación, sanos, variados y sin agroquímicos. Esta agricultura urbana es una actividad sustentable y amigable con el ambiente; ahorramos energía, ya que productor urbano está cerca del consumidor urbano”.

La obra

La obra consta del edificio Administrativo de la EEA AMBA, donde funciona la dirección, el departamento de Apoyo Técnico y Administrativo y, a su vez, un salón de capacitación para 200 personas. Además, en el predio funciona la Agencia de Extensión Ituzaingó y un campo experimental, demostrativo y de capacitación.

La totalidad de la construcción fue financiada con recursos propios de la Fundación ArgenINTA. “El integrarse en la estrategia de INTA de potenciar la investigación y extensión, en este caso en la mega área metropolitana de Buenos Aires, se correlacionaba totalmente con nuestro fin institucional. Y así fue detectado por nuestro Consejo de Administración, quien decidió con coraje realizar este gran esfuerzo financiero para sumarse al proyecto”, dijo Javier Ortega, director de la fundación.
- See more at: http://intainforma.inta.gov.ar/?p=20207#sthash.6lxcBVQp.dpuf