2

14 de septiembre de 2010

Carlota INTA: forraje y granos de calidad


Alta producción, resistencia a enfermedades, adaptabilidad y estabilidad de rendimiento caracterizan al nuevo cultivar de avena blanca.

Carlota INTA: forraje y granos de calidad

El INTA Bordenave –Buenos Aires– inscribió un nuevo cultivar de avena blanca, caracterizado por tener alta producción de forraje, granos de buena calidad y resistencia a la roya de la hoja. Para Juan Carlos Tomaso, experto en mejoramiento genético de forrajes de invierno y obtentor del nuevo cultivar, Carlota INTA posee un alto potencial de rendimiento en forraje y en granos, buena resistencia a heladas y buen comportamiento a sequía.

Actualmente, en todo el país, hay una superficie sembrada de avena cercana a los dos millones de hectáreas; las provincias de Buenos Aires, La Pampa y Córdoba son las principales productoras, seguidas por Santa Fe y Entre Ríos.

“El mejoramiento genético de esta especie está orientado hacia la obtención de cultivares de alta producción de forraje y grano –doble propósito–, que sirva para la alimentación animal –pasto– y para la industria alimentaria –grano–. Además, que posean resistencia a factores abióticos y bióticos, como las enfermedades de la hoja, sobre todo roya de la hoja”, explicó Tomaso.

La avena es una de las principales fuentes de forraje verde durante el invierno en toda la región pampeana, tanto para la producción de carne como de leche.

“Carlota INTA fue probada en diferentes ambientes de la región pampeana y mesopotámica, durante varios años, mostrando alta producción, adaptabilidad y estabilidad de rendimiento”, expresó el técnico. Y agregó: “Como aporte importante, esta nueva variedad ofrece resistencia genética a las razas de roya de la hoja (Puccinia coronata). Esto la diferencia de los cultivares comerciales Aurora INTA, Rocío INTA y Cristal INTA, los cuales son susceptibles a las tres razas de roya”.

El INTA Bordenave trabaja desde hace más de medio siglo en el mejoramiento genético de esta especie; de hecho, desde esa unidad fueron obtenidos la mayoría de los antiguos y actuales cultivares comerciales registrados en el país.

El nuevo cultivar fue inscripto en el Registro Nacional de la Propiedad de Cultivares del INASE bajo el nombre de Carlota INTA. “A través de un convenio de vinculación tecnológica con la empresa Proselco, en este momento está siendo multiplicada su semilla para su posterior comercialización”, dijo Tomaso.

Más información:

Juan Carlos Tomaso, INTA Bordenave
verdeotomaso@bordenave.inta.gov.ar