11

15 de octubre de 2013

El INTA creó una secadora de granos automática y eficiente


Se llama “Silo-Secador” y es el primer sistema argentino para secar granos en silo con aire natural o baja temperatura. Totalmente automático, reduce el riesgo de sobresecado y asegura eficiencia energética y calidad de producto.

El INTA creó una secadora de granos automática y eficiente

El equipo de Poscosecha del INTA Balcarce –Buenos Aires– presentó el primer sistema de control automático que reduce el riesgo de sobre secado y permite hacer un uso muy eficiente de la energía. Un aporte a la cadena de valor de los granos debido a que les permite obtener un producto final de alta calidad.

Ricardo Bartosik, coordinador nacional del Proyecto de Eficiencia de Poscosecha (Precop), explicó que se trata de “una secadora de granos con aire natural y baja temperatura (AN/BT), totalmente automatizada, diseñada para el secado de granos especiales de alto valor y altas exigencias de calidad”. Este sistema se puede controlar, y si es necesario regular, a distancia.

El Silo-Secador INTA no sólo es una novedad en la Argentina, sino que también, lo es a escala mundial debido a que “incorpora un sistema de control automático sofisticado que reduce el riesgo de sobre secado y permite hacer un uso muy eficiente de la energía”, señaló Bartosik.

En este sentido, el técnico del INTA expresó que el sobre secado es la principal limitante de estos sistemas. “Este desarrollo minimiza este problema mediante un sistema de control que permanentemente hace ajustes en el uso del ventilador y el quemador en función de las condiciones climáticas para finalizar con toda la capa de grano dentro del rango de humedad deseada”.

De acuerdo con Bartosik, “este sistema se caracteriza por priorizar la calidad del grano por sobre el rendimiento de la secadora”. De esta manera, se garantiza un secado lento y homogéneo de los granos sin afectar atributos como poder germinativo en semillas, volumen de expansión en maíz pisingallo y rendimiento molinero en maíz y arroz, entre otros.

Este nuevo desarrollo tecnológico fue realizado junto a la empresa argentina Relevar S.R.L. y financiado por un aporte no retornable del Fondo Tecnológico Argentino (FONTAR).

“El INTA lo patentó y, en este momento, se exportan dos unidades a Italia para probar su potencialidad para el secado de maíz en dicho país”, dijo Bartosik.

Los sistemas de secado en silo a baja temperatura son muy utilizados en países como los Estados Unidos, para el secado de granos especiales –maíz para molienda seca–. Sin embargo, debido a la falta de desarrollos locales, esta opción no estaba disponible en la Argentina.

De acuerdo con Bartosik, “este sistema se caracteriza por priorizar la calidad del grano por sobre el rendimiento de la secadora”.

El funcionamiento

Los primeros ensayos se realizaron con maíz pisingallo en un prototipo de 120 toneladas de capacidad. Así, se corroboró que en la zona núcleo argentina es posible extraer 4 puntos de humedad (de 18% a 14%) en 20 días, maximizando el volumen de expansión.

“De hecho, durante el secado, la calidad industrial del maíz pisingallo mejoró debido a la uniformidad de la humedad”, destacó el técnico del INTA y aseguró: “Esto se debe  al uso del aire en condiciones prácticamente ambiente, lo cual implica, además, bajo consumo de energía y bajo riesgo de dañar al grano”.

El secado se realiza en forma de frente y de abajo hacia arriba (en el sentido del flujo de aire), por lo que durante el secado pueden distinguirse capas de grano seco en la parte inferior y húmedo en la superior. “El proceso se da por terminado cuando el frente de secado llega a la parte superior del granel”, indicó Bartosik.