4

10 de septiembre de 2013

El futuro de la agricultura se analiza en la Argentina


Identificar qué variedad se destaca por su tolerancia a condiciones de estrés hídrico o de nutrientes, es lo que buscan determinar los investigadores del INTA y del Conicet. Resultados y avances de la semana internacional de la ecofisiología.

El futuro de la agricultura se analiza en la Argentina

Científicos de todo el mundo se reunieron en la semana de la ecofisiología, que se realizó en Mar del Plata y Balcarce. El objetivo principal: poner en común los últimos avances en fenómica. De esta manera, se podrá detectar cuáles son las variedades más resistentes al estrés hídrico e identificar los genes tolerantes.

Luis Aguirrezábal, especialista en fisiología del rendimiento y la calidad del INTA Balcarce –Buenos Aires–, destacó la importancia de estudiar cómo funcionan los cultivos para actuar en el futuro. “Con esta información, buscamos optimizar la producción y la calidad de los cultivos para obtener variedades que resistan sequía, baja disponibilidad de nitrógeno y hasta suelos salinos”.

La Argentina es líder en el desarrollo de herramientas novedosas y de bajo costo para obtener nuevas variedades que se defiendan mejor de las enfermedades, aprovechar en forma más eficiente el agua y que requieran menos agroquímicos.

“Buscamos poder medir no sólo la constitución genética de las plantas, sino también, qué variedad tiene una característica que la destaca del resto y permite que pueda tolerar mejor una sequía a partir de raíces más profundas o de hojas que crecen a pesar de la sequía”, señaló Aguirrezábal.

En esta línea, en el INTA Balcarce se construyó la primera plataforma automática que permite obtener variedades de soja más tolerantes a la falta de agua. “El objetivo es aumentar la escala y la precisión en la medición de las características físicas de las plantas –el fenotipo– lo que nos permitirá relacionarlas con la constitución genética de cada individuo –el genotipo–, para acelerar la obtención de nuevas variedades mejoradas de los cultivos”, explicó el especialista del INTA.

Buscamos optimizar la producción y la calidad de los cultivos para obtener variedades que resistan sequía, suelos salinos, etc.

Encuentro internacional

Las ciudades bonaerenses de Mar del Plata y Balcarce fueron sede del II Workshop Internacional de Ecofisiología Vegetal aplicada al estudio de la determinación del rendimiento y la calidad de los cultivos de granos.

Asimismo, en el INTA Balcarce se desarrolló el curso sobre introducción a la fenómica de plantas y el IV Workshop Internacional “Bases ecofisiológicas y genéticas para mejorar el rendimiento y la calidad en trigo y cebada”.

Las jornadas, que reunieron a especialistas nacionales e internacionales, se realizaron del 26 al 30 de agosto y fueron organizadas por la Red Raíces de Ecofisiología, el Ministerio de Ciencia y Tecnología de la Nación, el Área Estratégica de Ecofisiología del INTA, la Sociedad Argentina de Fisiología Vegetal, FAUBA y la Universidad Nacional de Mar del Plata.

Más información: http://www.ecofisiovegetal.com.ar/