03 de septiembre de 2010

Con Newen, la papa busca mercados frescos

El INTA Balcarce –Buenos Aires– inscribió una nueva variedad de para consumo en fresco. Requiere pocos cuidados y tiene un buen potencial de rendimiento.

“Es una variedad de papa bien rústica que fue probada en condiciones de baja fertilización y riego y ha dado un potencial de rendimiento muy alto”, dijo Marcelo Huarte, investigador del INTA Balcarce –Buenos Aires– y obtentor del nuevo material: Newen.

Entre sus características diferenciales, se destaca que es de ciclo intermedio, de tubérculo oval alargado, carne y piel color crema, de buenas condiciones culinarias tanto para freír como para hervir y con buen contenido de sólidos. Según ensayos realizados por el equipo de investigadores de esa unidad, Newen se destaca por haber superado en rendimiento a variedades como Spunta, la más plantada para el consumo en fresco.

Este nuevo cultivar fue inscripto en el Instituto Nacional de Semillas (INASE) a partir del trabajo de mejoramiento y selección que realiza el INTA Balcarce junto a productores de la zona. “Es un cruzamiento de un clon del INTA de 1986 con una variedad sueca llamada Amanda, que tiene muy buen comportamiento contra la fitóftora, una de las principales enfermedades del cultivo de papa”, explicó el especialista. Y agregó: “Tiene además un buen comportamiento en cuanto a carencia de efectos en los tubérculos, no produce corazón hueco, necrosis interna y otras enfermedades que son interesantes a la hora de pensar en una variedad comercial de gran tamaño”.

Si bien Newen INTA no es una variedad pensada para industria, es una papa que puede tener un espacio muy interesante en el mercado para el consumo en fresco, ya que “tiene buenas características productivas y baja utilización de insumos”, expresó Huarte.

Esta nueva variedad es de ciclo intermedio, de tubérculo oval alargado, carne y piel color crema y de buenas condiciones culinarias.

El Proyecto integrado para el mejoramiento de la calidad de papa (ProPapa), del INTA Balcarce, está trabajando en la producción y distribución de semillas. El técnico señaló que “por lo pronto, distribuimos en forma gratuita las semillas entre los productores que la quieran probar, para luego pasar a un programa de producción más intenso”.

La obtención de Newen INTA se enmarca dentro del trabajo de mejoramiento participativo junto a productores del Sudeste de la Provincia de Buenos Aires. El proyecto también cuenta con apoyo internacional a través de la Red Latin Papa, que colabora en la difusión de las variedades y el Proyecto PapaSalud que contribuye en la caracterización del material para diferentes usos y aprovechamientos.

Para el caso de la industria de papas fritas para bastones, el equipo de mejoradores desarrolla trabajos de selección junto a la Empresa McCain Argentina, para la selección de variedades precoces con la Estación Experimental Agropecuaria Obispo Colombres –Tucumán– y para el caso de productores de subsistencia con la comunidad de Hornaditas, en Jujuy.

También puede interesarte

11 de noviembre de 2019

INCUNTA: un laboratorio de punta

11 de noviembre de 2019

Cartografía con valor agregado