10

22 de marzo de 2012

Heno de alfalfa, calidad asegurada


Se trata de una novedosa alternativa que evalúa el INTA para aumentar la calidad nutricional en sistemas productivos intensivos de carne y leche.

Heno de alfalfa, calidad asegurada

La necesidad de producir forrajes de alta calidad obliga a la producción ganadera, de carne y leche, a aumentar su eficiencia. En este sentido, técnicos del Proyecto Eficiencia de Cosecha, Postcosecha y Agregado de Valor en Origen (PRECOP) del INTA Manfredi –Córdoba– trabajan para potenciar el heno embolsado de alfalfa como recurso forrajero alternativo de calidad y fácil suministro.

De hecho, entre el 28 y el 30 de marzo, en esa unidad se realizará la 3ª Jornada Nacional de Forrajes Conservados, un encuentro gratuito con un nutrido programa que incluye especialistas destacados del país y del exterior. La jornada, además, contará con el primer Curso de Capacitación sobre Confección y Utilización de Forrajes Conservados.

“Buscamos alternativas de conservación que faciliten la formulación de las raciones y que su vez no pierdan calidad”, señaló Federico Sánchez, técnico del PRECOP. En los últimos años, los productores argentinos incrementaron el uso de la tecnología para mejorar la cantidad y calidad de forrajes conservados, especialmente en los procesos de silajes, aunque se debe seguir trabajando para hacer más eficiente la producción de heno.

La henificación es un método de conservación de forraje seco –siempre por debajo del 20% de humedad y estabilizado al 15%–. “El heno embolsado es una alternativa diferente a los rollos o megafardos, que consiste en lograr una conservación del heno de alfalfa utilizando básicamente las mismas máquinas que se usan para la confección de silajes, donde el material cortado cortado e hilerado, es recolectado por la picadora y luego embolsado”, explicó Sánchez.

Esta nueva forma de presentación del heno, permite una gran ventaja en cuanto a la facilidad para la formulación de raciones: el productor puede disponer de un componente que brinda fibra efectiva para la ración –de alfalfa o gramíneas– igual que del resto de los ingredientes para la formulación de las dietas –silo bolsa de maíz o sorgo picado fino de planta entera, granos húmedos y soja–.

José Peiretti, técnico del INTA Manfredi, explicó que la bolsa protege al forraje de las condiciones climáticas externas como la lluvia y la humedad ambiente. “De esta manera, se consigue una buena preservación del producto y, en el mediano plazo, reducir pérdidas de calidad y cantidad durante el almacenamiento”.

A la hora de armar la ración, “es frecuente observar que se busca el rollo almacenado en estivas, mal protegido, por lo general alejados de los patios de comidas y de las bolsas de silaje”, expresó Peiretti quien además agregó: “Esta forma de conservación en bolsas, similares a las de silaje, permite racionar con gran agilidad y facilidad la cantidad adecuada de este ingrediente según lo indique la dieta”.

Para los especialistas, otro de los aspectos a destacar es que “se puede dar otro uso al equipo de silaje”. Se necesitan básicamente las mismas máquinas –embutidora y bolsa de nylon plegada– que se utilizan para confeccionar silajes debido a que pican y embolsan el material con precisión. Es importante aclarar que el heno embolsado es una metodología que realizan principalmente prestadores de servicios, algo que lo diferencia del rollo que en la mayoría de los casos es elaborado por el propio productor.

La evaluación y monitoreo del heno embolsado determinaron que los porcentajes de proteína y fibra se mantienen estables en el lapso de tres meses y no se registró presencia de agentes peligrosos como Aflatoxinas y Zearalenona. A esto hay que agregarle el bajo porcentaje de cenizas, lo que indica la baja contaminación con tierra que hay en el proceso de elaboración.

A toda máquina

Durante la jornada, las empresas de máquinas forrajeras tendrán un espacio para mostrar sus novedades: alrededor de 50 empresas que mostrarán sus productos en dinámicas a campo y de manera estática en stands internos y externos.

A diferencia de las ediciones anteriores, las dinámicas a campo estarán divididas por temática, diferenciando silajes y henos. El miércoles 28 será el turno de la maquinaria para realizar silajes; mientras que el jueves 29 las máquinas realizarán dinámicas sobre elaboración de henos.

Picado de sorgo con picadoras con cracker, embolsado, extracción y suministro con diferentes tipos de acoplados mixer, preparación de raciones con acoplados mixer con distintos tipos de fibras, corte y recolección de pasturas, trabajo de rastrillos y evaluación de andanas, serán algunas de las dinámicas a campo previstas.

La jornada está destinada a productores, estudiantes, profesionales, técnicos y asesores de la producción ganadera. La entrada es libre y gratuita y los asistentes recibirán material técnico y los resúmenes de las disertaciones.

La visita de los expertos Alejandro Castillo y Bernard Andrieu, de universidades de los Estados Unidos y Francia, respectivamente, junto con el aporte de reconocidos técnicos del INTA como Miriam Gallardo, Marcelo De León, Mario Bragachini y Francisco Santini, entre otros, convierten a la 3ª Jornada Nacional de Forrajes Conservados en uno de los eventos de capacitación más importantes de la temática.

PROGRAMA DE LA JORNADA


AUDIOS

El especialista Marcelo De León, del INTA Manfredi, se refiere a la conservación de forrajes en el marco de la jornada, en estos dos micros informativos de descarga gratuita.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.