10 de abril de 2017

2

Más de $154 millones para los proyectos especiales del ProHuerta


La segunda convocatoria nacional finalizó con 1.040 iniciativas que priorizan temáticas como acceso al agua, educación y producción frutícola y hortícola. Las acciones beneficiarán a miles de familias de todo el país.

Más de $154 millones para los proyectos especiales del ProHuerta

Las segundas partes también pueden ser buenas. Así lo demostró la convocatoria 2017 de proyectos especiales del ProHuerta, el programa que impulsa el ministerio de Desarrollo Social de la Nación, de la mano del INTA, dependiente del ministerio de Agroindustria. En el marco de esta segunda instancia, se presentaron 1.040 iniciativas de desarrollo territorial de todo el país.

Los proyectos, que se ejecutarán a partir de mediados de 2017, beneficiarán a miles de familias vulnerables de zonas rurales, urbanas y periurbanas, con fondos previstos para este año que alcanzan $154 millones. Asimismo, estos proyectos involucran a un total de 4.436 técnicos y extensionistas del INTA y de otros organismos.

De acuerdo con el coordinador nacional de Transferencia y Extensión del INTA, Diego Ramilo, “los proyectos especiales son una de las estrategias más relevantes en la nueva etapa del programa ProHuerta, son una herramienta con un potencial enorme para un abordaje integral de lo que entendemos como desarrollo rural”.

Al respecto, el coordinador se refirió a la cartera de proyectos asentada entre el período 2016-2017, a la cual se presentaron más de 300 propuestas a escala nacional. De ese total, fueron aprobados 167 proyectos para los que se invirtieron 34,3 millones de pesos.

Ramilo precisó que estas iniciativas “dan respuestas a una demanda en función de un proyecto participativo con la población involucrada. Y una vez reconocido el problema construyen soluciones desde el conocimiento que tiene el territorio, los productores y el aporte científico de los técnicos”.

Las provincias del NOA y el NEA registraron la mayor cantidad de propuestas: con 143 propuestas, el centro regional Chaco-Formosa lidera las presentaciones a escala nacional, seguido Tucumán-Santiago del Estero con 117 iniciativas y Salta-Jujuy con 101.

259 proyectos se relacionan con la temática de acceso al agua para uso integral, seguidos por el área de educación y las líneas de producción frutícola y hortícola para la venta de excedentes.

Del total de proyectos presentados, 259 se relacionan con la temática de acceso al agua para uso integral, seguidos por el área de educación con 197 iniciativas y las líneas de producción frutícola y hortícola para la venta de excedentes, que totalizaron 141 propuestas.

El resto de proyectos estuvo asociado con las líneas temáticas de valor agregado en origen (116), comercialización (103), producción pecuaria para la inclusión comercial (85), granja (71), cultivos locales (39), comunicación (15) y energías renovables (12). Todos las líneas temáticas, además, contienen cuatro ejes transversales que atraviesan las propuesta: equidad de género, adaptación al cambio climático, biodiversidad y organización.

Actualmente, un equipo de especialistas temáticos del INTA y de otras instituciones se encuentra en pleno período de evaluación de todos los proyectos presentados. Durante la primera convocatoria quedó registrada “una velocidad de aprobación inédita, en el término de dos meses”, expresó Ramilo, quien agregó: “Eso, en términos de política pública y, en el marco de los procesos burocráticos del Estado, es todo un logro”.

Entrevista a Diego Ramilo, coordinador nacional de Transferencia y Extensión del INTA.