20 de julio de 2010

0

Un vínculo renovado


El INTA y el CERET firmaron un convenio de cooperación técnica a través del cual ambas instituciones aportarán los recursos económicos y físicos necesarios para el desarrollo de La Pampa.

Un vínculo renovado

Mediante la firma del convenio de cooperación técnica se renovaron y fortalecieron las relaciones -que comenzaron en 2004- entre el INTA y el CERET en el desarrollo técnico, científico y académico en las áreas de producciones intensivas, láctea y emprendimientos agroindustriales.

“Es un acuerdo muy importante que representa la continuidad de actividades con el CERET -investigación, difusión y extensión de cultivos bajo cubierta en la zona noreste y centro de La Pampa- y el análisis de líneas de trabajo para seguir incrementando la superficie bajo cubierta de producción hortícola en la provincia”, explicó Ricardo Thornton -director del centro regional del INTA La Pampa-San Luis-.

Horticultura: cultivo de tomate bajo cubierta

En casi diez años de trabajo conjunto entre el CERET y el INTA, la producción bajo invernadero en La Pampa se cuadriplicó -de 2 a 8 hectáreas bajo cubierta- y se mejoró la calidad de los alimentos. En consecuencia, se aumentó la competitividad del sector por permitirle abastecer entre el 30 y el 40% de la verdura de hoja que se consume en General Pico.

Del acto participaron el director del centro regional del INTA La Pampa-San Luis -Ricardo Thornton-, el director del CERET -Alberto Giorgis- y el jefe de la agencia de extensión rural del INTA de General Pico -Héctor Costa-, entre otras autoridades regionales.