3 de noviembre de 2010

1

Riego: Con un uso eficiente se puede producir más


Así lo indicó Daniel Prieto integrante de la comisión organizadora de la 2.º Reunión Internacional de Riego que se realizará el 9 y 10 de noviembre en Manfredi.

Riego: Con un uso eficiente se puede producir más

En la Argentina se estima que casi 2 millones de hectáreas se encuentran bajo diversos sistemas de riego –gravitacional, aspersión, goteo, micro aspersión–. En Córdoba, con sólo el 1,6 % del área productiva bajo riego, se incrementa el rendimiento de la producción de cereales y oleaginosas en un 30%. Con estos datos se realizará el 9 y 10 de noviembre en el INTA Manfredi la 2.º Reunión Internacional de Riego bajo el lema “Sistemas y metodologías para asesoramientos a regantes”.

Daniel Prieto –coordinador del proyecto de la Red Gestión de los recursos hídricos para el sector agropecuario del INTA e integrante de la comisión organizadora de la reunión– indicó que: “hoy el desafío es producir más con menos agua. Aumentar la productividad del agua implica saber cuándo y cuánto necesitan los cultivos y hacer una aplicación eficiente del agua de riego. Esto se debatirá en el encuentro, al tiempo que se difundirán las principales experiencias y los más modernos sistemas de asesoramiento a regantes a nivel mundial”.

Por su parte, Leopoldo Montes –coordinador del Área Estratégica de Recursos Naturales del INTA– se refirió a la agricultura irrigada como “la mayor consumidora de agua dulce del planeta, si se considera el agua que se escurre superficial y subterráneamente sobre la corteza de la tierra y la precipitada, almacenada y posteriormente utilizada, el consumo promediaría el 75%”.

Así, los especialistas recomiendan un uso eficiente del recurso para una producción sustentable mediante la aplicación de tecnologías desarrolladas por el INTA que permiten conocer el estado hídrico del cultivo, prevenir la salinización y sodificación de los suelos, predecir disponibilidad de aguas subterráneas y superficiales, y alertar crecientes, entre otras innovaciones.

Montes consideró “fundamental” que los productores “conozcan la demanda de agua de sus cultivos para planificar estratégicamente su riego y, así, evitar el derroche. A la hora de elegir el método de aplicación del agua de riego, el productor deberá contemplar las necesidades del cultivo, el tipo de suelo, las características de la fuente de agua y sus expectativas de ingreso”.

“Cualquiera sea la decisión, es recomendable solicitar asesoramiento en el diseño del sistema a fin de no cometer errores ni desperdicios”, recomendó Montes.

Eduardo Martellotto –coordinador del módulo pampeano del proyecto nacional de riego suplementario en cultivos extensivos del INTA– quien coincidió con Montes agregó: “Es imprescindible aumentar la productividad y la eficiencia del uso del agua aplicada, ya que regar sin control y cuando el cultivo no lo necesita puede llegar a ser económicamente contraproducente. El desafío es definir el momento estratégico y la cantidad necesaria de agua en el riego”.

El agua que no viene del cielo

Para Martellotto, “el riego suplementario es una alternativa viable para Córdoba, Buenos Aires, Santa Fe, San Luis, Tucumán y Salta, por tratarse de zonas con recursos hídricos suficientes. Esto permite que pequeños y medianos productores crezcan sin necesidad de aumentar sus superficies productivas e incorporen producciones alternativas que amplíen el espectro de negocios”.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), el 15% de las tierras productivas del mundo se encuentran bajo un sistema de riego e influyen directamente en el 50% del producto alimenticio mundial.  

Según la Organización para la Agricultura y la Alimentación (FAO), la agricultura irrigada ocupa un 20% de la superficie cultivada del mundo y produce un 40% de la producción agrícola.

De aquí y de allá

El agua dulce es un recurso económico de valor y, en consecuencia, debe ser administrada racionalmente. Con esta idea como premisa y con el objetivo de capacitar a los productores sobre un uso eficiente y productivo del agua, se realizará la 2.º Reunión Internacional de Riego.

El encuentro contará con disertaciones y presentación de trabajos de expertos nacionales e internacionales –España, Brasil, Chile, Uruguay y Estados Unidos, entre otros– sobre metodologías e instrumentos para la programación de riego, manejo en lo principales cultivos extensivos, mejoras en los sistemas gravitacionales y riego en vid, entre otras temáticas de interés.

Asimismo, los interesados podrán participar de rondas de negocios y una exposición comercial de equipos de riego e instrumentos comercializados en la Argentina.

La jornada fue organizada por el proyecto nacional del INTA “Desarrollo de tecnologías de optimización del riego” y la Plataforma de Riego del Programa Cooperativo para el Desarrollo Tecnológico Agroalimentario y Agroindustrial del Cono Sur (PROCISUR), con la colaboración del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, la Subsecretaría de Recursos Hídricos de la Provincia de Córdoba, el Consorcio de Usuarios de Aguas Subterráneas Zona 1 y la Red Ibero Americana de Riego (RIAR). 

Una pregunta, una idea

“Cuándo y cómo regar” fue la pregunta que inspiró a José Andriani, especialista en dinámica del agua del INTA Oliveros –Santa Fe–, desarrollar una herramienta para conocer el estado hídrico del cultivo.

“Se trata de un software que tiene en cuenta la capacidad de almacenaje de agua en el suelo, la tasa de crecimiento de las raíces, la demanda atmosférica, el coeficiente de cultivo, el escurrimiento de agua superficial y la reducción de la evapotranspiración por deficiencia de agua”, explicó Andriani.

Para Andriani, “BAHÍCU facilitará la toma de decisiones de cuándo y cuánto regar en los sistemas agrícolas con riego suplementario y ayudará en las alternativas de manejo en sistemas agrícolas de secano”.

“Es una herramienta ágil que permitirá conocer diariamente el contenido de agua disponible para los cultivos y las necesidades de los mismos. El productor podrá determinar momentos de aplicación de fertilizantes, si tiene o no que aplicarlos, incluso cuando tenga que aplicar  herbicidas.”

Más información:
INTA Manfredi, Córdoba
03572-493053/58/61
riegomanfredi@manfredi.inta.gov.ar
riegomanfredi@gmail.com