7 de octubre de 2010

0

El INTA en la feria del libro más grande del mundo


El instituto dijo presente y destacó la excelencia de sus laboratorios de investigación básica y del desarrollo de tecnología de altas presiones hidrostáticas.

El INTA en la feria del libro más grande del mundo
La Feria del libro de Frankfurt –Alemania– abrió sus puertas con la Argentina como invitada de honor, en conmemoración del bicentenario de la Revolución de Mayo. Además de la tradicional propuesta literaria, el país presentó avances científicos y tecnológicos en un espacio de 200 metros cuadrados.

Lino Barañao, ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, señaló que “combinar el rigor científico con el placer estético es una de las atracciones elegidas para mostrar que la ciencia y la cultura no están alejadas. En este sentido, fue un desafío acercar de manera sencilla e innovadora algunos de los laboratorios argentinos de punta que compiten a escala mundial”.

Dentro de los desarrollos elegidos por el ministerio se destaca el Domo NewVr, una plataforma interactiva de realidad virtual donde los visitantes pueden conocer, mediante de fotografías en 360°, tres laboratorios del Centro Nacional de Investigaciones Agropecuarias del INTA Castelar.

Barañao: "Combinar el rigor científico con el placer estético es una de las atracciones elegidas para mostrar que la ciencia y la cultura no están alejadas".

Asimismo, dentro del recorrido virtual sobresale el laboratorio de Patobiología, reconocido por la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) por su trabajo en Encefalopatía Espongiforme Bovina (EEB), el de Virus Adventicios, del Instituto de Virología y el laboratorio de Biotecnología, inaugurado en 2010 por Julián Domínguez –ministro de Agricultura– y Carlos Casamiquela –presidente del INTA–.

En este espacio también se presenta la tecnología de los tratamientos con altas presiones del agua, con que la Argentina intenta ganarse un lugar en el mundo de los alimentos procesados. De esta manera, con un programa multimedia –en español, inglés y alemán–, los visitantes pueden conocer de modo simple la tecnología de altas presiones hidrostáticas (APH) desarrollada por el Instituto de Tecnología de Alimentos. Esta innovación se basa en la aplicación de presiones entre 400 y 900 MPa por tiempos cortos a alimentos envasados, que elimina los microorganismos patógenos vegetativos y permite alargar la vida útil de los productos sin alterar su frescura. Esta presentación es por demás estratégica en la feria, ya que existe un mercado en franco crecimiento para diferentes productos procesados mediante la tecnología APH.